La inseguridad del primer post

La primera vez...con un blog

La primera vez… con mi blog

Hace poco hablábamos en este mismo blog de las etapas del blogger. Y, sin duda, uno de los principales hitos en la vida de todo blogger es cuando escribe su primer post. Mezcla de inseguridad, miedo e ilusión a partes iguales. Es lo que sentimos ante todas las primeras veces, con todo lo que hacemos en nuestra vida, ¿por qué iba a ser diferente la primera vez con tu blog?

Está claro que uno cuando comienza algo quiere que salga perfecto o, al menos, lo mejor posible. Y eso es lo que, unido a la falta de costumbre que se pueda tener de escribir, puede suponer un bloqueo más o menos importante que nos puede paralizar ya antes siquiera de arrancar. Ahí estáis: tú y la dichosa pantalla en blanco, frente a frente. ¿Quién ganará? 😉

Sensaciones comunes ante un primer post

Tampoco hay que generalizar, cada persona es cada persona, pero sí que es cierto que hay una serie de sensaciones muy frecuentes y que son comunes a muchos bloggers, entre ellas las que tienen que ver con empezar de cero y escribir ese primer post. Con esto quiero decir que para nada eres un extraterrestre si te has sentido así:

  • Bloqueo: la sensación de bloqueo ante un primer post se suele subestimar, es decir, que no te das cuenta hasta que realmente estás delante de la pantalla del ordenador. Es justo entonces cuando, de repente, y aunque tienes claro de lo que vas a escribir, te bloqueas y no sabes ni por dónde empezar.
  • Inseguridad: ¿qué sería una primera vez sin inseguridad de algún tipo? No sabes cómo te vas a desenvolver porque es algo que aún no has hecho nunca. ¿Le interesará a alguien lo que voy a contar? ¿Sabré hacerme entender como yo quiero?
  • Ansia de perfeccionismo: ese primer post es como si fuera tu carta de presentación y quieres que sea perfecto, impecable en todos los sentidos. Y entonces, de nuevo, se te vuelve a pasar por la cabeza aquello de ¿seré capaz de escribir algo lo suficientemente bueno? Otra vez la dichosa inseguridad. Está bien ser exigente, pero muchas veces nuestro nivel de autoexigencia es nuestro peor enemigo (y yo también me lo aplico).
  • “Soy el más lento del mundo, ¿esto va a ser siempre así?”: otra sensación bastante común. Entre el bloqueo, la falta de hábito de escribir, el ansia de perfección, etc. etc. has tardado bastante más tiempo de lo que esperabas en ese primer post. Y claro, no puedes evitar pensar que es que eres demasiado lento y preguntarte si esto va a ser siempre así, porque las horas del día definitivamente no te van a dar para cumplir con todas tus obligaciones… y además mantener tu blog. Quizá la cosa no mejore con el segundo ni con el tercer post, pero con la práctica notarás la diferencia.
  • Ilusión y muchas ganas: no todo iba a ser malo, ¿no? Al final, esa ilusión de lanzarse con un proyecto nuevo y llegar a un objetivo es lo que hace que superemos todos esos bloqueos e inseguridades.

el primer post

Cómo afrontar ese primer post

Aquí no hay varitas mágicas, simplemente hay que lanzarse al vacío con ese primer post para romper el hielo y que después haya un segundo, un tercero, un cuarto… Pero, por si te sirve de algo y para quitarte algo de presión, quizá debas tener en cuenta que:

  • Ese primer post tampoco va a marcar de por vida el devenir de tu blog ni te va a definir como blogger. Es decir, si resulta que no es el mejor post del mundo ni tampoco se acerca, tampoco pasa nada. A lo largo del camino, también habrá de todo, crearás post mejores y otros que quizá no lo sean tanto. Post que gustarán más y post que gustarán menos. ¿Y qué?
  • Si le preguntas sobre su primer post a cualquier blogger, incluso a uno que hoy día sea un súper referente en su sector y reciba miles y miles de visitas al día, seguramente te dirá que no es el post del que precisamente se sienta más orgulloso. Todo el mundo tiene una primera vez y, con el tiempo y con la práctica, todo mejora.
  • Para bien y para mal, cuando empiezas con tu blog no te conoce nadie y los lectores tampoco es que te vayan a caer del cielo a las primeras de cambio, así que ese primer post tampoco es que vaya a tener la mayor repercusión del mundo. Es un consuelo, ¿no? 😉
  • La relación con tu blog fluirá: aunque ahora no lo veas nada claro, la relación con tu blog (y con tus lectores) acabará fluyendo. Aprenderás a sentirte cómodo y cada vez serás más capaz de dar más de ti mismo.

 Distintos enfoques para un primer post

Un primer post puede tener el enfoque que tú prefieras para romper el hielo y sentirte lo más cómodo posible: puedes ir directamente al grano y empezar a aportar información; puedes aprovecharlo para presentarte y hacer una declaración de intenciones; puedes incluso confiarle a otro blogger con más recorrido la misión de inaugurar tu blog. O puedes hacer directamente lo que quieras, que para eso es tu blog, y venir a contárnoslo después 😉

¿Vemos algunos ejemplos de primeros post con distintos enfoques?

  • Al grano: cada una de nosotras, por ejemplo, directamente escribió su primer post sobre un tema de nivel muy básico y directamente relacionado con la temática del blog para ir entrando en calor 😉 En mi caso, escribí sobre cómo funcionan las arañas de Google, mientras que Isabel escribió una reflexión sobre el boom de las redes sociales. Ambas coincidimos en que precisamente no son nuestro mejores post, en que nos sentíamos mucho más “agarrotadas” y que nuestro estilo era mucho más impersonal que a día de hoy.
  • Carta de presentación: la idea de este post surgió a partir de leer el primer post del blog de Silvia Cueto, así que es justo comentar su caso. Directamente lo tituló “Mi primer post” y lo aprovechó para explicar quién es, de dónde viene y a dónde va. Sin duda, es una buena fórmula para conectar, de tú a tú, con quien está al otro lado desde el minuto uno.
  • Declaración de intenciones: el primer post de Víctor Campuzano (en la primera etapa de su blog) también me llamó la atención después de que él mismo lo referenciara en uno de sus post. Víctor se presentaba brevemente y hacía una especie de declaración de intenciones, pero lo más importante es que su caso es un perfecto ejemplo para demostrar que, al final, con la práctica va saliendo el blogger que llevamos dentro, ya que Víctor es un blogger que destaca por su estilo personal y absoluta cercanía y, sin embargo, en ese primer post apenas se le “intuye”.
  • “Yo declaro inaugurado tu blog”: una fórmula que me llamó mucho la atención fue a la que recurrió Mari Carmen Mas para bautizar su blog, ya que en su caso recurrió a la colaboración de un blogger que ya tenía más recorrido, y aquí toca volver a mencionar a Víctor Campuzano porque él fue precisamente el “flamante inaugurador”.

¿Compartes con nosotras la experiencia de tu primera vez… con tu blog? 😉

¿Te ha gustado este artículo?

¿Sí? Entonces te recomendamos una cosa...

Regístrate a nuestro blog y recibirás:

Nuestros post sobre Marketing Online directamente en tu buzón de entrada y todas las novedades que vayamos desarrollando desde Enredando por la Red. Somos las primeras que odiamos el spam, así que no tienes que preocuparte. ¡Prometido! Suscribirte solo te llevará unos segundos y estaremos encantadas de darte la bienvenida.

Subscribe to our mailing list

* indicates required Dirección de Email * Nombre Apellidos

O si lo prefieres ...

Nos ayudaría mucho si compartes este artículo.
Los Tweets, Likes y +1s ayudan a que Google tome en serio este artículo y lo posicione... ¿nos echas un cable?? :) Mil gracias por adelantado.

Comentarios

  1. dice

    Hola, saludos desde México, esto está muy bueno, yo todavía estoy en el shock del primer post, jajajaja, es el único que tengo en dos meses, y cuando lo escribí no tenía ni idea de que se trata esto de blogear, así que, aprovechando que nadie me conoce, decidí detenerlo hasta saber cómo se hace esto bien y desde entonces no he parado de buscar e informarme al respecto (así es como encontré este excelente blog), termino mi comentario y me enredo.

    Un abrazo bien mexicano, con “harto” amor…..

    • dice

      Gracias Feno,
      No desanimes, lo importante es empezar y seguir. No hay mejor manera que aprender que trabajando en ello.
      ¡Mucho ánimo y no te rindas!, esto merece la pena.
      Un abrazo español “apretao” por partida doble

  2. dice

    Nosotros solo llevamos 3 meses y nos identificamos contigo, muchas dudas al principio y aun las tenemos, y eso que nosotros no lo curramos tanto.
    Para los que tengan ganas de saver como funciona lo del blog con WordPress les recomiendo mirar http://www.wordpressmaster.net/ nuestra página donde encontrará muchos cursos GRATIS sobre como funciona WordPress.

  3. dice

    Ya era hora de que os dejara un comentario chicas. Me identifico completamente con este post (y con tantos otros). Mi blog sólo tiene unos 6 meses y aún hoy, todavía le tengo mucho respeto cuando escribo. En su momento, “mi primera vez” fue mitad presentacion, mitad declaración de intenciones, ¿y ese miedo, ese repeto, me leerán, será un contenido bueno…?, eso ni se me olvidará ni se me olvida a día de hoy cada vez que escribo (pero cada vez con mayor seguridad). ¡Enhorabuena por el post! :)

    • Paula Guzman dice

      Muchas gracias, Manuel. De sobre sabemos que siempre estás ahí aunque, como dices, sea tu primer comentario. Te agradecemos muchísimo que nos sigas, que compartas nuestros post como lo haces y que nos recomiendes. Mil gracias! Además, nuestros blogs son prácticamente de la misma quinta!

      Es cierto que se gana seguridad, pero que hay un cierto pánico escénico que sigue saliendo. Pero es como bien decía por ahí abajo en los comentarios JaviEn: esto es casi como lo que les pasa a los artistas, con los nervios antes de subirse al escenario aunque ya lleven mil años sobre las tablas. Y esos nervios son buenos para sentir el gusanillo y dar lo mejor que podamos.

      Un abrazo y gracias!

  4. dice

    Todos pasamos por el primer post!! Yo ni me acuerdo, jejejeje…Si que me acuerdo, pero ahora el post que más me preocupa es el siguiente, el primero ya quedó atrás.

    Sí es cierto que cuando uno lleva poquito tiempo con el blog, cuesta mucho más ponerse a escribir un post y que salga bien o rápido. Con el paso del tiempo y la práctica ya no se nos hace tan complicado.

    Muchos saludos!!

    • Paula Guzman dice

      jajajaj haciéndote el interesante con eso de que no te acuerdas del primer post eh? 😉

      Toda la razón, el primero quedó atrás y la cabeza tiene que estar en el siguiente. Pero no está mal a veces mirar atrás y recordar el recorrido que ya hemos hecho, ¿verdad? Y lo que nos queda!

      Un abrazo, Darío! Y muchas gracias :)

  5. dice

    Hola Paula y compañía!!

    En primer lugar decirte que me ha hecho mucha ilusión que hagas referencia al magnífico post que inauguró mi blog de mano de un requetecrack como es Victor Campuzano :-)

    Me parece un buen post y ademas alentador, desde luego esos miedos están ahí.. Y sobre todo, has dado buenas ideas para inaugurar un blog, la mía la llevo grabada a fuego jijijijiji..

    Por otra parte creo que esto de volver a entrar a comentar y veros más de cerca, porque leer os leo pero poco más, hace que sienta ese gusanillo de nuevo.

    Por muchas razones (y no pretendo excusarme) que se han puesto de acuerdo me ha tocado dejar lo mío para lo último y ha hecho que deje de prestarle la atención que merece un blog. La falta de tiempo unido a lo que se tarda en escribir un post como tú bien dices, por lo menos al principio, y la mente en estado ‘block’ hace al final que desistas y lo dejes un poco de lado.

    Habéis hecho que entre aire fresco a mi mente, y quiero aprovecharlo..

    Muchas gracias de nuevo y encantada de volver a leeros.

    Un saludo a tod@s!

    • dice

      Hay que aprovechar el aire fresco y no puedes dejar a un lado tu blog, tanto Paula como yo te mandamos mucha energía positiva para continuar, una pausa no significa abandono.
      Los miedos están siempre, pero cuando te pones a escribir desaparecen.
      Un beso enorme y nos vemos pronto 😉

  6. dice

    Justo viví esta experiencia que cuentas la semana pasada! Aunque todavía no he lanzado el blog hasta tener algo más de material preparado, y en parte porque tengo mieditooo, ahí está la primera prueba superada. Ahora falta ver si los siguientes salen con un poco más de facilidad. :)

    ¡Nos vemos en Valencia!

    Un abrazo

    • dice

      Ana, estamos deseando leer tu blog deja el mieditooo y hazlo público, así ya no hay excusas para no empezar. Siempre hay tiempo de ir cambiando sobre la marcha.
      Con muchas ganas del reencuentro en Valencia.
      Abrazo por partida doble :)

  7. María dice

    Yo aún no he experimentado esa sensación, pero voy camino de hacerlo y algunas de ellas las acabo de vivir sólo con leer vuestro post.
    Ya os contaré cuando las descubra por mi misma. :)

  8. dice

    Hola Chicas!!!

    Joer, que alegría verme aqui!!! Madre mía.

    Yo he vivido tanto la que mencionáis como la de “a por todo”. Recuerdo que, cuando decidí retomar mi blog, me tire un mes hasta tener el post que mereciese la pena. Ojalá hubiese tenido estos consejos..

    Un abrazo!! :)

  9. dice

    Aiiiiis, recuerdo la primera vez…. Aaah, perdón, que estamos hablando de blogs! 😛

    Bueno, aún así, no os voy a engañar, la verdad es que no! :-( Si pienso en mi primer blog, la verdad es que no recuerdo ese momento en el que empecé a escribir por primera vez. Seguramente porque ha ido evolucionando y mutando muchísimo así que esas primeras palabras ahí, no las podría ni tomar como mi primer post. Aún ni sabía que era eso por aquel entonces, un post-queee?? .
    Pero sí que recuerdo otros primeros post en otros blogs que he abierto como Byemovil o Viajero Curioso.
    En ellos me centré en intentar explicar de una forma amena lo que verían en ese blog. A parte de dar una pequeñísima explicación sobre mi, la idea era que ese post respondiera al “y esto de qué va?? “.
    Aún así, creo que habéis tocado puntos muy buenos. Sobretodo en la parte de sensaciones comunes. Ahí puedo decir que, salvo la segunda que se da menos, son sensaciones que tengo cada vez que escribo cualquier post, incluso llevando años escribiéndolos. Creo que eso es lo bonito de esto. Como dicen los artistas… el día que salga al escenario y no esté nervioso, habré acabado en esta profesión ;-).
    Muy buena reflexión chicas!! Me ha remontado a tiempos bonitos recordando esos inicios (Ah, que seguimos hablando de blogs, perdón!! ).
    Un besote y nos vemos pronto!

    • Paula Guzman dice

      Ay, Javi, que te nos despistas!!! En todo momento hablamos de blogging!! 😛
      Me ha encantado la frase de los artistas, sobre los nervios y el escenario, aplicada a los bloggers. Toda la razón, pero sí que es verdad que por el camino, y a diferencia de esa primera vez… con tu blog!, se va ganando fluidez y un poquito de seguridad. Aún así de los bloqueos y de ciertas inseguridades es verdad que no te libras del todo, aparecen cuando menos te lo esperas en forma de pantalla en blanco.

      Un abrazo por partida doble y sí, nos vemos ya muy prontito en vivo y en directo! :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *