La importancia de la suscripción por email

dibujo de Isabel y Paula de Enredando por la Red, al ver el comentario de Paco Viudes

¿Debo facilitar la suscripción por email desde el principio? ¡Si!

Ya tienes tu blog preparado para echar a andar. Tienes tus primeros contenidos, has instalado algunos plugins, te has preocupado por ofrecer la posibilidad de que se compartan tus post y has empezado a hacer “ruido” por las redes sociales para mover tus contenidos. Pero de momento no has habilitado la posibilidad de la suscripción por email.

Sabes que tienes que hacerlo y tomas nota de hacerlo pronto, pero piensas que, total, acabas de arrancar y que seguramente no habrá nadie lo suficientemente interesado como para suscribirse. Al menos durante estos primeros días. ¿Te suena? A nosotras sí. Y para empezar te diremos que ya tenemos muy claro que facilitar la suscripción por mail importa mucho y desde el día 1. Te contamos porqué.

El error de dejar la suscripción por email para “más adelante”

El caso es que nos lo habían advertido: “Facilitad desde el principio que la gente se pueda suscribir a vuestro blog. Yo lo hice más tarde y ahora me arrepiento”. Vale, en principio lo teníamos claro. Pero, en la práctica, en medio de la vorágine e intentando no dejarnos abrumar por intentar hacerlo todo bien y todo de golpe, lo dejamos aparcado “por unos días”. ¡¡¡¡Error!!!!

Aunque instalar la caja de suscripciones estaba muy arriba en la lista de “cosas por hacer“, realmente pensábamos que lo más normal es que nadie quisiera suscribirse a nuestro blog tan pronto. De acuerdo, eso puede ser lo más normal, que no te lluevan suscriptores desde el primer momento, pero ¿y si aunque sea una sola persona se hubiera interesado lo suficiente para querer hacerlo y no le damos esa posibilidad? Podemos perder no una visita, sino un lector. Y un lector, más allá de una visita, es un tesoro.

Esto es lo que nos ocurrió a nosotras y lo primero que hemos aprendido en esta primera semana de andadura de nuestro blog:

Lanzamos el blog, con los primeros contenidos, el día 20 de mayo de 2013. Solo dos días más tarde se celebraba en Murcia un curso de bloggers, con expertos muy potentes, que no nos quisimos perder y de todo lo que allí se trató y más nos llamó la atención escribimos un post (en realidad, dos) que movimos a través de las redes sociales.

Gracias a Twitter y a quienes compartieron estos post (por cierto, gracias a todos) nos llegaron bastantes visitas (nos comprometemos a darte regularmente datos del tráfico que vamos consiguiendo, de dónde viene, etc. y las conclusiones que vamos sacando). Y de estas visitas llegaron también los primeros comentarios. Entre ellos, el de Paco Viudes, uno de los expertos que estuvo presente en el curso de bloggers y a quien desde aquí agradecemos su observación: “Estupendo resumen. Quiero suscribirme. ¿Cómo lo hago?” Opppppps :S

pantallazo de los comentarios en enredando por la red

 

La primera en la frente. Efectivamente, en ese momento, solo un par de días después de arrancar con el blog, no teníamos habilitada la posibilidad de suscripción (¡ahora ya si!). Con ese simple comentario, Paco Viudes nos hizo reflexionar. Y reaccionar. Todos somos conscientes de que los principios son duros, de que no vamos a tener muchas visitas y de que escribimos sin saber si alguien nos va a leer. Pero si nos hemos preocupado por dar a conocer nuestro blog entre nuestros amigos y conocidos y por mover nuestros contenidos en las redes sociales es porque esperamos tener visitas: ¿por qué cerrarnos a que esas visitas puedan convertirse desde el minuto 1 en lectores que puedan perdurar en el tiempo?

Inmediatamente, tras leer este comentario, reaccionamos. Temporalmente instalamos el plugin Wysija, gratuito y que ya nos permite facilitar la suscripción por email, como podrás comprobar en la barra lateral, aunque próximamente lo sustituiremos.

dibujo de Isabel y Paula de Enredando por la Red, al ver el comentario de Paco Viudes

la cara que se nos quedo al ver el comentario de Paco Viudes

La importancia de convertir visitas en lectores

Paco Viudes aterrizó en nuestro blog gracias al post sobre el curso de bloggers. Es algo que hacemos todos, leernos un contenido que creemos que nos puede interesar sobre un tema en concreto, pero no por ello nos convertimos de inmediato en lectores o visitantes asiduos de los contenidos de ese blog en cuestión. Hay mucha información ahí fuera y no tenemos todo el tiempo del mundo.

Pero, ¿y si conseguimos con esa primera visita a un post en concreto que a alguien le lleguemos lo suficiente como para querer seguirnos los pasos? Si no facilitamos la posibilidad de suscripción en el momento en que hemos conseguido provocar ese interés inicial por quiénes somos, qué hacemos y qué contamos puede que ese potencial lector se vaya para no volver.

Puede que vuelva (así lo esperamos), pero de momento hemos dejado que se vaya. Y, con ello, hemos perdido la oportunidad de convertir lo que era una visita puntual en un lector. Las visitas importan, pero los lectores mucho más. Son los que realmente se interesan por lo que contamos y perduran en el tiempo. Una visita puede quedarse en eso, en una visita puntual, que por supuesto es bienvenida, pero que puede que no vuelva.

¿Y en el caso de una empresa?

En el caso de nuestro blog, no facilitar desde el principio la posibilidad de la suscripción por mail nos puede haber hecho perder algún potencial lector (que esperamos recuperar), pero ¿y en el caso de una empresa? Habría perdido un potencial cliente y la oportunidad de fidelizarle casi desde el principio. Por mucho que las redes sociales hayan revolucionado la comunicación y el marketing, lo cierto es que el correo electrónico sigue siendo la herramienta de comunicación más potente. No todo el mundo tiene una cuenta de Twitter o Facebook, pero casi todo el mundo tiene una cuenta de correo. Tiene sentido ¿no?

Y tu, ¿qué importancia le das a la suscripción por mail?

 

¿Te ha gustado este artículo?

¿Sí? Entonces te recomendamos una cosa...

Regístrate a nuestro blog y recibirás:

Nuestros post sobre Marketing Online directamente en tu buzón de entrada y todas las novedades que vayamos desarrollando desde Enredando por la Red. Somos las primeras que odiamos el spam, así que no tienes que preocuparte. ¡Prometido! Suscribirte solo te llevará unos segundos y estaremos encantadas de darte la bienvenida.

Subscribe to our mailing list

* indicates required Dirección de Email * Nombre Apellidos

O si lo prefieres ...

Nos ayudaría mucho si compartes este artículo.
Los Tweets, Likes y +1s ayudan a que Google tome en serio este artículo y lo posicione... ¿nos echas un cable?? :) Mil gracias por adelantado.

Comentarios

    • dice

      Hola José Antonio,
      Bueno lo importante es que nos has encontrado, sea por donde sea.
      Hemos contratado aweber,tiene más utilidades y nos gustan los formularios que ya tiene diseñados, es un estilo mailchimp.
      Ya os contaremos si realmente funciona y cómo usarlo.
      Un saludo José y buena semana.

    • Paula Guzman dice

      Hola Ismael, efectivamente es una de esas cosas de puro sentido común que, por simples, se nos llegan a pasar.
      Gracias por tu comentario y un saludo
      Paula e Isabel

  1. Carlos dice

    ¡Qué bueno el artículo! Explicado de forma muy graciosa y clara. Se ha aplicado la máxima de que de los errores se aprende 😉

    La caricatura final buenísima!! ¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *