¿Está mal visto querer ganar dinero con un blog personal?

ganar dinero en internet

Los enlaces de afiliado en un blog de marca personal

Lo tenemos asumido con los blogs de nicho, pero parece que con los blogs personales aparecen ciertas suspicacias en cuanto el tema «ingresos» entra en juego. Últimamente he leído algunas «críticas» en forma de comentarios en algunos blogs de marca personal que tienen enlaces de afiliados y que han promocionado determinados servicios y herramientas desde un artículo, y la verdad es que me ha hecho plantearme lo siguiente: ¿por qué está mal visto en algunos casos que un blogger, además de potenciar su marca personal, quiera ganar dinero con su blog? ¿Cómo se pueden evitar estas suspicacias?

Por si el asunto de los enlaces de afiliados te viene de nuevas, te cuento: el marketing de afiliación es una fórmula interesante para monetizar una página web, mediante la promoción/recomendación (ya sea en un banner, desde un contenido, en un directorio,…) de determinados productos o servicios.

Por cada venta conseguida a través de un enlace de afiliación, la web se ganará una comisión de la empresa proveedora del producto o servicio. Hay páginas web cuyo objetivo principal es obtener ingresos mediante este sistema. Y hay otras que no tienen la afiliación como finalidad en sí misma pero que también la utilizan en mayor o menor medida, caso de un blog personal.

¿Por qué puede provocar suspicacias un enlace de afiliado?

Aunque el objetivo principal de un blog de marca personal sea tener un currículum 2.0 y potenciar la figura del blogger como «experto» en su sector a base de compartir (gratuitamente) su conocimiento y sus experiencias, esto no está reñido con querer ganar dinero por el camino, ya sea mediante la promoción de sus propios servicios y proyectos o cualquier otra forma de monetización más directa.

Pero mientras que la venta directa de servicios propios, de determinados infoproductos (también propios) o la inclusión de publicidad (Adsense, banners, etc.) son vías de monetización que se «toleran» mejor, parece que los enlaces de afiliados pueden provocar alguna suspicacia entre los lectores de un blog. ¿Por qué?

No es mi caso, los enlaces de afiliados que he encontrado en blogs personales que sigo no me echan ni mucho menos para atrás. Valoro y agradezco la información de calidad que el blogger me está ofreciendo a lo largo del tiempo (de forma totalmente gratuita). Y que haya un enlace de afiliado no cambia nada: en todo caso, yo decido si me puede interesar dicho producto o servicio o si directamente lo ignoro. En el caso de que me interese: ¿por qué no voy a comprar dicho producto o servicio a través de su enlace y a contribuir a que, de paso, ese blogger que tanto me aporta se pueda llevar unos ingresillos extra?

Este blog no tiene ningún enlace de afiliado, pero ya hemos comentado en alguna ocasión que tampoco es una opción que descartemos totalmente. Es algo totalmente lícito y, en su caso, te avisaremos.

Lo dicho, no es mi caso, pero observando el fondo de las «críticas» que últimamente me he encontrado sobre este tema, cuando el enlace de afiliado iba incluido en un contenido de un blog personal, diría que dichas suspicacias obedecen a que:

  • Se da por sentado que el blogger tiene que ser una «persona inmaculada» y totalmente altruista. ¿Y? Puede serlo, de hecho, lleva regalándote información mucho tiempo y va a seguir haciéndolo. Una cosa no quita la otra, el blogger también es un mortal con facturas y está en su derecho de querer ganar unos ingresillos extras aunque sea para cubrir el gasto del hosting. Y si le da para más, mejor que mejor.
  • Se percibe directamente como una publicidad y como algo «invasivo» (no tiene por qué serlo y siempre puedes ignorar el enlace de afiliado o, en su caso, ese contenido en concreto).
  • Se tiende a pensar que el blogger «se ha vendido» y que ya no se puede confiar en él de la misma manera, porque habla de productos o servicios que «nos quiere vender» solo para ganar pasta. Si has seguido a ese blogger durante tanto tiempo y le has dado credibilidad por la calidad de la información que ha compartido contigo, ¿vas a borrar todo eso simplemente por encontrarte un par de enlaces de afiliado?

Cómo evitar suspicacias con tus enlaces de afiliados

Siempre habrá a quien no le guste y que seguirá «desconfiando». De todas formas, nunca se puede contentar a todo el mundo. Pero puede ser más sencillo cortar estas suspicacias de raíz si:

  •  Avisas previamente a tus lectores de que un enlace es de afiliado y hay una comisión de por medio.
  • Contextualizas el enlace de afiliado dentro del contenido con una información honesta, de calidad y de utilidad, a la altura de la que sueles compartir, de forma que no se pueda percibir como una mera promoción o propagando del servicio o producto en cuestión.
  • Recomiendas productos, servicios, herramientas, etc. que son profesionales, que realmente conoces y has probado y cuya calidad puedes garantizar por experiencia propia.
  • No escribes exclusivamente de productos o servicios de afiliación.
  • No incorporas enlaces de afiliación desde el minuto 1, antes de haber demostrado algo que te haya hecho merecer realmente la credibilidad de tus lectores.

¿Tú que opinas? ¿Te crea algún tipo de rechazo encontrar algún enlace de afiliación en los blogs que sigues?

¿Te ha gustado este artículo?

¿Sí? Entonces te recomendamos una cosa...

Regístrate a nuestro blog y recibirás:

Nuestros post sobre Marketing Online directamente en tu buzón de entrada y todas las novedades que vayamos desarrollando desde Enredando por la Red. Somos las primeras que odiamos el spam, así que no tienes que preocuparte. ¡Prometido! Suscribirte solo te llevará unos segundos y estaremos encantadas de darte la bienvenida.

Subscribe to our mailing list

* indicates required Dirección de Email * Nombre Apellidos

O si lo prefieres ...

Nos ayudaría mucho si compartes este artículo.
Los Tweets, Likes y +1s ayudan a que Google tome en serio este artículo y lo posicione... ¿nos echas un cable?? :) Mil gracias por adelantado.

Comentarios

  1. CybMeta dice

    Creo que te equivocas en el análisis. A nadie le molesta los links de afiliado ni que cada cuál se intente ganar la vida como pueda. Lo que molesta es que intereses económicos se camuflen como recomendaciones. Y por muy buenas intenciones que tenga el blogger, el resto del mundo que no lo conoce no tiene por qué fiarse de esas intenciones. Por eso existen marcos legales que protegen a los consumidores de la publicidad encubierta.

    Precisamente también creo que te equivocas al decir que una recomendación con intereses económicos no tiene por qué ser publicidad o no ser invasivo. Un link de afiliado es un canal de ventas y por tanto es publicidad, no hay más. Y si no se puede distinguir del contenido, es invasivo. Eso sin quitar la duda, más que justificada, sobre si la recomendación es tal o es simplemente una cantinela para atraer ventas. Ejemplos y casos de estafa con este tipo de marketing hay miles.

    Tu puedes tener muy buenas intenciones, pero el lector, como consumidor, ha de tener toda la información necesaria para poder valorar la recomendación. Y eso pasa por diferenciar claramente la publicidad del contenido, de lo contrario se entra en el terreno de la publicidad encubierta y del conflicto de intereses.

    No sé si en otras partes del mundo ya se ha legislado específicamente al respecto, en Estados Unidos sí: ha de avisarse obligatoriametne de los links de afiliados. Os dejo la referencia a una guía de la Federal Trade Commissioin: https://www.ftc.gov/tips-advice/business-center/guidance/ftcs-endorsement-guides-what-people-are-asking

  2. Nerea dice

    Una opción perfectamente válida y respetable, más en los tiempos que corren…. Cada cual se busca la vida como buenamente puede !

    Saludos.

  3. dice

    Me parece que cuando un blogger empieza a recomendar a la ligera herramientas o servicios por los que se lleva una comisión pero ni siquiera los usa empieza a perder credibilidad…

    Pero cuando saber si realmente los usa? En mi caso cuando es un blog al que sigo por algún tiempo me fijo en si antes ha hablado sobre la herramienta/servicio y he visto su uso de la mano del blogger. En ese caso no tengo problema en darle las comisiones 😉

  4. dice

    Los enlaces de afiliado no son nuevos, y llevan un buen rato por internet. Es una manera de rentabilizar o como mal dicen muchos ‘Monetizar’ (buscar que significa monetizar en la RAE). Quejarse por un enlace es ilógico cuando en realidad te hacen lo mismo una campaña que tengas por CPM pero el usuario ni se entera y es prácticamente lo mismo. Los enlaces de afiliación son otra manera de rentabilizar un blog y punto.

    • Paula Guzman dice

      Hola Daniel,
      Totalmente de acuerdo, es una fórmula totalmente lícita para rentabilizar un blog. Una más.

      En este caso hablamos más bien de lo que ocurre o puede ocurrir en blogs personales, porque es donde se pueden producir algunas suspicacias entre los lectores, como he comprobado últimamente.

      Un saludo y gracias por tu comentario :)

  5. dice

    Has sacado un tema muy interesante. Yo veo que el problema es que los blogs personales (ya sean de marca personal o de planes de familia), tienen una autoridad ganada mediante la independencia.
    Es decir, los lectores valoran mucho las opiniones de estos bloggers porque piensan que son independientes. En cuanto se ve un enlace de afiliado, un banner de marca o cualquier monetización que no sea Google Ads, se sospecha de la independencia y se destruye la autoridad. ¿Me recomiendas un producto porque es bueno o porque te te llevas comisión? Esto destruye la relación entre el lector y el blogger.
    Lo complicado es monetizar el blog sin perder independencia. O sea, hay que separar muy bien la forma de monetización del contenido, como se hace (habitualmente) en la televisión.

    • Paula Guzman dice

      Hola, Juan Pablo
      Puede ser complicado mantener esa independencia a ojos de los lectores, pero ni mucho menos imposible. Es decir, si yo recomiendo (vendo) una herramienta que yo misma uso, en la que confío, y además de presentársela a mis lectores, se la muestro desde un punto de vista práctico, desde su utilidad y su beneficio, no le veo mayor problema.

      Otra cosa es, que también puede pasar, recomendar algo que realmente no encaja demasiado con el blog, que se «vende» desde un punto de vista puramente comercial y que puede darse el caso de que sea una caca. De todas formas, no quiero generalizar, pero al menos en los blogs personales que yo sigo y que incluyen enlaces de afiliados, los propios bloggers se suelen cuidar mucho de no recomendar a la ligera, pues son conscientes de que su reputación está de por medio.

      Avisar al lector, en todo caso, yo creo que es fundamental. O, como tu comentas, «diferenciar» una cosa de la otra.

      Muchas gracias por compartir tu punto de vista. Un saludo :)

  6. dice

    El mejor criterio que he oído sobre este tema viene a decir más o menos: ‘Vendería esto aunque no me pagaran por ello’.

    Claro que cuando un producto condiciona la libertad de expresión de un blogger es tirarse piedras contra su propio tejado…

    • Paula Guzman dice

      Hola #Jerby, buen punto, que cuadra perfectamente con lo que comentamos: vender (ofrecer) un producto en el que realmente se confíe y que se recomendaría igualmente, aunque no hubiera una comisión de por medio.

      Un saludo :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *