Cómo escribir un buen post sin obsesionarte con el SEO

evolución de la escritura

¿En busca del contenido perfecto?

“El contenido es el rey”. Es una máxima que si no has oído ya, pronto lo harás y mucho. En realidad tiene todo el sentido del mundo, el contenido de calidad, de utilidad, es el que suma, el que aporta valor, el que llega. No es nada nuevo ni revolucionario. Pero en la Red esto de que el “contenido es el rey” ha empezado a generalizarse y a convertirse en máxima de la mano de Google. Y ahora, cuando el todopoderoso buscador dicta sentencia, es cuando todo el mundo parece tomar nota.

En realidad, lo que le gusta a Google, lo que permite que tu sitio web o tu post se posicionen para una búsqueda concreta, no es (tan) distinto de lo que les gusta a quienes pretendemos que se conviertan en nuestro lectores/clientes. Así que no nos volvamos locos en la búsqueda del contenido perfecto y centrémonos en contar algo que merezca la pena y sea útil, bien porque informe, entretenga o eduque. Al final, y aunque tras varios cambios de algoritmo (criterios), lo que Google valora es la naturalidad.

Con todo esto no quiero decir que no haya que tener en cuenta y aplicar ciertas reglas de usabilidad (que al fin y al cabo son de sentido común) ni nos tengamos que olvidar del SEO, pero no nos obsesionemos. Si nuestro mensaje tiene calidad, lo demás al final fluye solo.

¿Es tan distinto escribir para Internet? ¿Periodista vs Blogger?

En mi caso (Paula), soy periodista y durante muchos años me he dedicado a la prensa escrita, así que a lo largo de mi vida he escrito y mucho. Se puede decir que ha sido y es mi estilo de vida. Pero admito que, tras mucho escuchar y leer sobre cómo Internet ha revolucionado los modelos de expresión y sobre cómo se debe escribir para Internet (y para Google), llegué a replantearme muchas cosas. Al final, he sacado dos conclusiones principales:

  • Escribir sigue siendo escribir. Y una buena historia/información lo es dentro y fuera de Internet. Céntrate en lo que quieres comunicar y no pierdas de vista el mensaje y su utilidad, con independencia del objetivo.
  • Una vez tienes claro lo que quieres contar, la clave está en encontrar tu estilo, el tono en el que te quieres dirigir a quienes quieres que te lean. Emplear un tono cercano y directo ayuda a conectar y te ayudará también a sentirte más cómodo. Habla de tú a tú y olvídate de que quizá nadie te esté leyendo. Aunque Internet te proporciona un altavoz sin límites, no pretendas escribir para todo el mundo, dirígete a quienes crees que son tus potenciales lectores (tu público objetivo) y emplea un lenguaje que puedan comprender.El placer de escribir

Si hasta ahora no tenías costumbre de escribir, simplemente empieza. Poco a poco, con cada post, te irás sintiendo más cómodo. Lo principal es tener claro lo que quieres contar y a quién quieres llegar. La forma de comunicarlo irá evolucionando contigo y seguramente, con las ganas de mejorar, lo de escribir te irá enganchando más y más. Éste es el caso de mi amiga y compañera de blog, Isabel. Más enfocada al marketing, al Social Media y a la ilustración, a priori no iba a ser la “escritora” principal de este tándem pero, una vez ha empezado a escribir, cada vez disfruta más y más haciéndolo y ya no quiere parar 😉

 

Siete reglas básicas de usabilidad para escribir en la Red

Partiendo de ahí, de que escribir sigue siendo escribir y de que no tenemos que volvernos locos, es cierto que hay una serie de reglas básicas a tener en cuenta para estructurar nuestros contenidos, facilitar la lectura y que el potencial lector no se encuentre a primera vista con un “ladrillo” que le haga huir antes siquiera de llegar a la primera línea. Éstas son las que yo considero más prácticas y, como verás, no se trata de reinventar la escritura, es una mera cuestión de puro sentido común, teniendo en cuenta que la mayoría de los usuarios de Internet, más que leer, escanean:e

  1. Utiliza párrafos cortos para estructurar el texto. De no más de seis líneas. Visualmente se agradece porque descongestiona.
  2. Recurre a la negrita (aunque sin abusar) para destacar palabras e ideas clave de tu mensaje, de forma que a través de un rápido “escaneo” el lector pueda tener una idea clara de lo que estás contando. Si le interesa, puede que se lea el contenido íntegro, pero primero hay que provocar ese interés.
  3. Emplea una tipografía “limpia”, sin florituras, y evita mezclar distintas fuentes tipográficas.
  4. Crea espacios para dejar respirar el texto, entre los párrafos e integra otros recursos. Ten muy presente que el contenido no es solo texto, también imágenes y vídeos. Además de enriquecer y aportar valor, visualmente alivian mucho la lectura.
  5. Destaca los enlaces (tanto internos como externos): negrita, otro color, subrayado.
  6. El título es la carta de presentación: deja bien claro ya de lo que vas a hablar desde el principio. Los títulos inferiores también ayudan, refuerzan la estructura del contenido, dan aire al contenido y el lector lo agradece.
  7. Recurre a listados (como éste mismo), también se agradecen a la hora de “escanear”, aportan información resumida y rompen la monotonía del texto.

¿Y cómo escribo para Google?

cómo escribir para googleYa hemos hablado de las reglas de usabilidad que facilitarán la faena a tus potenciales lectores y, en el fondo, son igualmente aplicables para Google, que valorará y mucho que tu contenido sea de interés y de utilidad para los demás a partir del tiempo de permanencia en la página en cuestión. Si se quedan un determinado tiempo (a partir de dos minutos es una buena media), es porque interesa lo que ofreces y tu contenido responde a las expectativas. Una vez más, sentido común, ¿verdad?

Es así, lo que le “gusta” a Google no es tan distinto de lo que les gusta a tus potenciales lectores. Pero, a partir de ahí, y una vez más sin volvernos locos y perder el rumbo de lo que realmente importa (comunicar nuestro mensaje), hay una serie de consideraciones SEO a tener en cuenta, pero sin necesidad de obsesionarse, al menos desde el principio.

Ahora bien, ¿qué suma puntos para ganar posiciones a los ojos de Google?

  1. A Google no le gusta nada el contenido escaso. Según los expertos en SEO, el contenido perfecto para Google constaría de unas 1.000 palabras, tres imágenes y un vídeo. No siempre es posible, pero que esa no sea le excusa para dejar tu post en 200 palabras. Si tienes algo que contar, al final las palabras fluyen. Ahora mismo acabo de superar esas 1.000 palabras y no era mi idea inicial. No copies ni dupliques contenidos; además de poco ético, no te servirá de mucho, porque Google lo penaliza.
  2. Emplea a lo largo del post tus palabras claves (¿en este caso, post, contenido, escribir,…?) pero no abuses. Recurre a una proporción natural. Al final, si estás escribiendo de lo que has “prometido” que vas a escribir las palabras clave también fluyen solas.
  3. Etiqueta tus palabras clave para facilitar la tarea de Google de categorizar e indexar tu contenido para devolverlo como resultado a partir de una búsqueda. Las categorías son un recurso de usabilidad para tus lectores; las etiquetas son para Google.
  4. A Google le encantan los enlaces. Eso sí, siempre que sean naturales y coherentes. Utiliza enlaces externos, pero también internos.

Y tú, ¿qué opinas? ¿Escribir para Internet es tan diferente?

cómo escribir para google evolución

 

¿Te ha gustado este artículo?

¿Sí? Entonces te recomendamos una cosa...

Regístrate a nuestro blog y recibirás:

Nuestros post sobre Marketing Online directamente en tu buzón de entrada y todas las novedades que vayamos desarrollando desde Enredando por la Red. Somos las primeras que odiamos el spam, así que no tienes que preocuparte. ¡Prometido! Suscribirte solo te llevará unos segundos y estaremos encantadas de darte la bienvenida.

Subscribe to our mailing list

* indicates required Dirección de Email * Nombre Apellidos

O si lo prefieres ...

Nos ayudaría mucho si compartes este artículo.
Los Tweets, Likes y +1s ayudan a que Google tome en serio este artículo y lo posicione... ¿nos echas un cable?? :) Mil gracias por adelantado.

Comentarios

  1. dice

    La verdad yo es que no diferencio. Sé que hay diferencia, por Dios, se supone que lo he estudio, pero la verdad ni la noto, ni me doy cuenta (así de buena estudiante soy) :)

    Creo que lo importante es ser uno mismo y fiel a lo que cree :)

  2. javier canteiro dice

    Yo llevo 2 meses en esto, y hay un montón de cosas por aprender y un largo camino por recorrer, a medida que voy leyendo post del tema me doy cuenta de las cosas que hago mal. Me gusto vestro post. Saludos

  3. dice

    EY, buenísimo el blog y el artículo!!

    Yo después de un buen tiempo con mi sitio, he decidido darle vida social.. Creándole un blog, y redes sociales, pero después de ver tan exquisito contenido por aquí creo que me va a ser difícil publicar en el mío!! se me acaban los temaaaasss!! jejeje..
    Aunque siempre podré crear artículos “similares” y mencionar los blogs de donde me inspiré..

    De igual forma, me uno a facebook, twitter y agrego el blog a favoritos..

    Un saludo, estaré muy cerca!

  4. dice

    Muy buenas Paula,

    Sólo una puntualización: De mil palabras nada, normalmente mil palabras son un tocho incapaz de retener la atención del lector detrás de una pantalla retroiluminada, así de claro.

    En temas de SEO con que el texto tenga más de 300 palabras va bien la cosa, está claro que “cuanto más mejor”, pero lo importante no es la cantidad de palabras, sino la calidad de las mismas, es decir, lo importante es que el lector llegue hasta el final y se quede en tu site a mirar al menos otra página, para que la tasa de rebote disminuya, y el tiempo de estancia aumente.

    • dice

      Si, Sergio totalmente de acuerdo. El problema que tenemos nosotras, (si se puede llamar problema), que empezamos a escribir pensando en hacer post cortos y al final se nos van de las manos.
      Cómo bien dices, lo importante es captar la atención del lector, sin obsesionarse con el SEO, si no con la calidad del mensaje.
      Gracias por tu feedback Sergio.

    • Paula Guzman dice

      Hola Sergio, coincido en que efectivamente lo que importa no es la cantidad sino la calidad de las palabras, ya sea un texto de 400, 500 o 1.000 palabras. Si no hay calidad, algo que enganche, lo demás da igual. No soy experta en SEO, ni mucho menos, pero la referencia a las 1.000 palabras viene de jornadas y cursos de bloggers a los que he asistido y en los que se ha comentado que para Google el contenido “perfecto” vendría a tener unas 1.000 palabras (dando por hecho su calidad). Con todo, y como dice el titulo de este post, en mi caso no me obsesiono con el SEO (o lo intento) pero también es cierto que para bajar la tasa de rebote estamos intentando acortar algo los post.
      Gracias por tu comentario y un saludo :)

  5. dice

    Gracias por compartir, la verdad es que me a parecido un articulo muy interesante y aprendido cosas que no sabia, también me he dado cuenta de algunos errores que estoy cometiendo y voy a intentar no cometer desde este momento.
    Un saludo
    Lila

    • dice

      Gracias Lila por tu feed back.
      Nuestro objetivo es poder servir de ayuda, si te hemos ayudado en algo, objetivo cumplido.
      Y piensa que no son errores, son áreas de mejora :)
      Un saludo y gracias por comentar nos pasaremos por tu blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *