Cómo diseñar una buena ficha de producto

Fichas de producto

Ecommerce: Guía para optimizar una ficha de producto

Sí, hay productos de marcas tan conocidas que prácticamente se venden solos, pero no son la regla, son la excepción. Una buena ficha de producto es determinante para conseguir convertir una visita en venta. Y más aún, en un cliente recurrente. Pero, ¿cómo diseñar esa ficha de producto (casi) perfecta en cuanto al texto, la imagen y el posicionamiento?

No podemos perder de vista que, a la hora de comprar online, una de las mayores resistencias es no poder tocar, ver de cerca o incluso oler, según el caso, el producto en cuestión. La ficha de producto debe compensar cualquiera de estas limitaciones, despejar cualquier duda y ser lo suficientemente informativa y persuasiva para terminar de convencer a un potencial cliente indeciso y provocar que haga ese pretendido click en “añadir al carrito de la compra”. De eso se trata, ¿no?

Vale, puro sentido común, seguramente en la teoría todo esto ya lo sabías, pero ¿lo aplicas en la práctica? ¿Tienes en cuenta todos los factores que influyen a la hora de diseñar una ficha de producto perfecta o, al menos, una buena ficha de producto para poder mejorar los ratios de conversión de tu tienda online?

El texto: Qué deberías tener en cuenta

Conoces muy bien tu producto (o se presupone), pero no des por hecho que éste es el caso de quienes quieres que lo compren. Todo lo contrario, se lo tienes que contar con pelos y señales y éste, la ficha de producto, es el lugar. Obviamente, cada producto tiene sus propias características, pero en general es recomendable tener en cuenta varias consideraciones a la hora de enfocar la redacción del texto de la ficha:

  • Beneficios y experiencia de uso: un producto debe solucionar un problema o cubrir algún tipo de necesidad. No se trata solo de contar qué vendes, sino de explicar por qué ese potencial cliente puede necesitar ese producto y qué beneficios concretos le puede reportar. El texto debe destacar de forma prioritaria esa serie de beneficios, determinantes para convencer a ese usuario de que realmente ese producto es lo que necesita, lo que estaba buscando y, a la hora de afinar, es interesante en la medida de lo posible enfocar el producto como «experiencia».
  • Ojo con el lenguaje (el arte del copywriting): informar y persuadir no significa recurrir al autobombo ni a mensajes más agresivos y propios de la publicidad convencional. No se trata de que tú cuentes que ese producto es el mejor entre los mejores, una maravilla nunca vista; se trata de que ese potencial cliente llegue «por su cuenta» a esa misma conclusión. En esto consiste el arte del copywriting, una técnica de escritura basada en informar y persuadir para conseguir que un usuario haga una acción concreta (en este caso comprar el producto), pero sin tener que emplear un lenguaje «agresivo». Apuesta por una redacción y una sintaxis sencilla, por frases no demasiado largas y mucho ojo a la hora de abusar de los adjetivos.
  • Información de interés: ¿qué características y propiedades tiene el producto? ¿Cuál es su tiempo de vida? ¿En qué colores, tallas, tamaños, etc. está disponible? Más allá de listar los dos o tres datos que te haya facilitado el fabricante o proveedor, explica toda la información del producto que pueda ser relevante y huye de códigos que no vayan a aportar nada al usuario. Mucho mejor: «el producto está disponible en color negro, rojo y azul» que un «Colores: N, R y A». Con respecto a las características, a no ser que el producto lo requiera, evita en lo posible los tecnicismos. Es decir, intenta por todos los medios que la información quede muy clara y que el usuario no la tenga que descifrar.
  • Soluciones o principio de ayuda: ¿qué tipo de dudas podría llegar a tener un usuario respecto a ese producto? ¿Cómo funciona o cómo se usa? ¿Qué precauciones se deben tomar en cuenta? ¿Qué hacer para sacarle el máximo partido?… Anticípate a esas posibles dudas y dale en bandeja la solución. Simplemente, ayúdale. Igualmente, es recomendable adjuntar en la ficha la información relevante de compra (a modo esquema), en cuanto a los gastos de envío, el plazo de entrega, etc., por mucho que esa información ya la hayas incluido en la home y en una página de preguntas frecuentes.
  • Información de valor adicional: ya has contado los beneficios y has hablado de las características y de toda la información relevante de interés, pero siempre se puede dar un paso más. Como usuario, se agradece y mucho cuando te aportan determinada información adicional que te puede servir para aprovechar mucho mejor el producto o para darle un determinado uso que ni siquiera habías pensado. En definitiva, para enriquecer la experiencia de uso.

Tutorial para fichas de producto

Llamadas a la acción bien visibles

No tiene sentido currarse un buen texto y luego descuidar la llamada a la acción, ¿verdad? No hay que dejar nada al azar. Objetivo: evitar por todos los medios que el usuario pueda llegar a dispersarse en un momento dado. Y, para ello, la llamada a la acción debe ser llamativa y estar situada de forma estratégica y bien visible.

El mensaje de la llamada a la acción debe ser simple y muy claro: mucho mejor ir al grano y dejarle claro al usuario que con ese click ya va a formalizar la compra, que intentar en este punto ser «poéticos» y más imaginativos de la cuenta. Es decir, más vale un COMPRAR o AÑADIR AL CARRITO (por mucho que creas que son mensajes poco originales) que un DISFRUTA LA EXPERIENCIA. ATRÉVETE o DÉJATE LLEVAR 😉 Confusiones, las justas.

La importancia de la imagen

Una imagen es capaz de marcar la diferencia… siempre que sea buena y esté bien tratada. Una imagen es lo primero que a cualquiera nos entra por los ojos, es el principal escaparate del producto, lo que puede ayudar a captar la atención o todo lo contrario. Una buena imagen debe ser capaz de compensar, al primer golpe de vista, esa resistencia de no poder ver de cerca o tocar el producto en cuestión. Es importante que la imagen esté cuidada y bien tratada.

Según el tipo de producto, adjuntar un vídeo en la ficha de producto puede ser un importante plus a la hora de mejorar y mucho el ratio de conversión. El vídeo es una herramienta genial para compensar la falta de trato directo que se da en el ecommerce. Obviamente, no es un recurso sencillo para cualquier producto, pero en la medida de las posibilidades conviene tenerlo muy en cuenta (por ejemplo, para mostrar en vivo el funcionamiento del producto o alguna funcionalidad, cómo se monta, cómo queda, etc.).

imágenes fichas de producto

El posicionamiento: hablemos de SEO

No pierdas nunca de vista que a quien debe convencer esa ficha de producto es a una persona, no a un motor de búsqueda. Pero una vez dicho esto, tampoco está de más terminar de afinar para también gustarle un poco más a los buscadores, ¿no?

Sin entrar en profundidad en el tema SEO, en general es recomendable tener en cuenta:

  • La extensión: a los buscadores les gustan más los textos amplios que los muy escasos. Sin tampoco obsesionarte por las palabras y por rellenar por rellenar, en la medida de lo posible si te acercas (o incluso superas) las 300 palabras, mucho mejor que si te quedas por debajo de las 200. Pero siempre sin perder de vista la calidad del texto, en cuanto a que debe convencer y proporcionar información de utilidad a una persona.
  • Los contenidos duplicados: está claro que lo más fácil e inmediato es colgar el texto con los dos o tres datos que nos ha hecho llegar el fabricante o proveedor del producto. Ese mismo texto que podremos encontrar en las otras 1.000 webs que estén vendiendo ese producto de ese mismo fabricante y que, ni más ni menos, que es contenido duplicado, que no te servirá para sumar puntos de cara a los motores de búsqueda para subir posiciones y destacar.
  • Las palabras clave: obviamente, son importantes, pero nuevamente con sentido común. Ya no vale lo de repetir como papagayos las palabras claves. Eso sí, conviene que estén en los lugares estratégicos (título, url) y en una densidad adecuada en el texto (con naturalidad y sin abusar). No pierdas de vista tampoco los sinónimos.
  • La estrategia por productos: puede que estés pensando que seguir todos los pasos para optimizar en condiciones cada ficha en el caso de que tengas una tienda con más de 10.000 referencias de producto sea una misión totalmente imposible. De acuerdo, no es lo más sencillo del mundo. Pero siempre puedes concentrar los esfuerzos (periódicamente) en aquellos productos que más te interesa posicionar en un momento dado (bien porque sean los que mejor te funcionan, los que pasan más desapercibidos pero tienen potencial, etc.).

Seguramente, nos hayamos dejado algo en el tintero. ¿Qué es lo que tú consideras que es un factor clave a la hora de diseñar una buena ficha de producto? ¿Hasta qué punto crees que tener una buena ficha de producto puede marcar la diferencia entre visita y compra?

¿Te ha gustado este artículo?

¿Sí? Entonces te recomendamos una cosa...

Regístrate a nuestro blog y recibirás:

Nuestros post sobre Marketing Online directamente en tu buzón de entrada y todas las novedades que vayamos desarrollando desde Enredando por la Red. Somos las primeras que odiamos el spam, así que no tienes que preocuparte. ¡Prometido! Suscribirte solo te llevará unos segundos y estaremos encantadas de darte la bienvenida.

Subscribe to our mailing list

* indicates required Dirección de Email * Nombre Apellidos

O si lo prefieres ...

Nos ayudaría mucho si compartes este artículo.
Los Tweets, Likes y +1s ayudan a que Google tome en serio este artículo y lo posicione... ¿nos echas un cable?? :) Mil gracias por adelantado.

Comentarios

  1. dice

    Añadiría:
    Evitar repetir frases que han perdido todo su valor: “”de la mejor calidad…”, “ha pasado rigurosos controles…”, “con los mejores ingredientes…”, “con todas las garantías…” Todas esas afirmaciones se han repetido hasta la saciedad y carecen de valor real para el consumidor.
    Quitar los botones sociales para compartir. Con lo que cuesta traer usuarios, no podemos arriesgarnos a que se despisten en Facebook. Ralentizan la carga de página perjudicando el SEO. Además en la mayoría de los casos los contadores estarán a cero y pueden generar la sensación de que a nadie “le gusta” el producto.

    • Paula Guzman dice

      Hola Gorka, gracias por tus aportaciones :)

      Totalmente de acuerdo, ese tipo de mensajes (de la mejor calidad, etc etc etc) cansan, aburren y los relacionamos directamente con la publicidad pura y dura, sin que realmente aporten un valor real.

      Buen punto lo que comentas de los botones sociales (las páginas de producto no son el lugar más indicado).

      Gracias y un saludo! :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *