Experimento: el poder de un retweet potente

La viralidad de un retweet

¿Qué pasa en una hora si te retuitea Carlos Bravo?

En alguna ocasión ya hemos hablado del poder que puede llegar a tener un retweet potente a la hora de aumentar nuestra difusión y traernos más tráfico. Es como si de repente te hubiera tocado una lotería en forma de visitas, nuevas menciones y nuevos retweets. Pero, ya que últimamente estamos con los experimentos, hemos querido medir realmente cuál es el alcance exacto de este tipo de retweets. De un influencer, de alguien con una cuenta con muchos seguidores,… puedes llamarlo como quieras. En todo caso, de alguien que tiene un poder de difusión más alto que el propio.

Para ello, hemos contado con la colaboración de Carlos Bravo, autor de Marketing de Guerrilla, un blogger más que reconocido y un referente en temas de Marketing Online, con una cuenta en Twitter de 24.000 seguidores. Aquí no solo importan los números, importan que sean seguidores fieles y muy activos, y en el caso de Carlos lo son.

Le contamos el experimento y le pedimos que retuiteara uno de nuestros contenidos, publicado y promocionado por primera vez unos días antes. Y lo hizo. Gracias, Carlos :)

Aquí están los resultados y conclusiones de este experimento, a través de varios datos. El post en cuestión trata a su vez de otro experimento: El Grillo, el nuevo algoritmo de Google. Y también queremos comentar contigo nuestras conclusiones. Lo dejaremos para el final.

Las visitas aumentaron un 135% en una hora

Solo en una hora, a partir del reweet de Carlos Bravo, las visitas aumentaron un 135% en un día, un domingo, que estaban siendo especialmente flojas. Los fines de semana lo suelen ser en general, pero con el añadido de que ese día en concreto nosotras tampoco habíamos compartido, como solemos hacer, ningún contenido a través de Twitter, nuestra principal fuente de tráfico. Además de visitas directas, hubo asimismo nuevos retweets y menciones muy concentradas en el tiempo.

Para centrar el tema, vamos a limitarnos a analizar el primer impacto del retweet, durante una hora, dejando al margen el poder residual en horas y días posteriores.

  • Visitas: antes del retweet de Carlos a las 23 horas, teníamos unas 80 visitas (residuales y orgánicas). Antes de que acabara el día, el contador de visitas se había puesto en 189. Sí, son unos datos de visitas bastante modestos pero, más que de los números en sí, se trata de ponerlos en contexto: el incremento se produjo en una sola hora y en un día de visitas muy limitadas. El retweet fue, sin duda, determinante para que las visitas se llegaran a duplicar en un corto periodo de tiempo. Ese día, el domingo, ese post en concreto generó 104 visitas directas y 109 páginas visitas, cuando los dos días anteriores solo había tenido seis en total, tras haberse publicado el miércoles anterior.
  • Menciones, retweets y favoritos: el retweet de Carlos generó que el contenido generara en solo esa misma hora otros ocho retweets, que se compartiera otras siete veces y que se marcara 19 veces como favorito. Ojo, eso solo durante una hora, la resaca del retweet se alargó al lunes e incluso hasta el martes.
  • Los clicks en bitly: en total, el acortador de bitly que utilizamos nosotras para promocionar ese post generó en una semana un total de 212 clicks. El primer día que promocionamos el artículo, recién publicado (el pasado miércoles), tuvo 50 clicks. Al día siguiente, 8. El viernes, ninguno. El sábado, 1. Y el domingo, tras el retweet de Carlos, 85. La resaca continuó el lunes, con 42 clicks y el martes, otros 26. Está claro, ¿no? 😉 Aquí no hemos contabilizado los datos de los acortadores propios que han utilizado otras personas para difundir el artículo, solo el nuestro.

El retweet de un influencer

Conclusiones de la Operación Grillo

Vamos a enlazar ahora aquí con el experimento anterior que dio origen al post de El Grillo y el nuevo algoritmo de Google. Nuestra intención estaba lejos de sembrar cualquier tipo de alarma, se trataba sencillamente de calibrar hasta qué punto un título sobre un tema de actualidad podía captar la atención y, de paso, reflexionar sobre la veracidad que le podemos dar o no a toda la información que circula por Internet.

Que conste que el experimento estaba exclusivamente en el título, no se trataba de difundir una información falsa, ya que una vez se accede al post en las primeras líneas ya contamos que se trata simplemente de un experimento y que el nuevo algoritmo no existe (que nosotras sepamos y de momento).

Además, bautizamos al supuesto nuevo algoritmo con un nombre bastante absurdo, lo que ya podía considerarse una pista de que el tema no iba muy en serio (aunque si lo pensamos bien… ¿Panda? ¿Pingüino? ¿Colibrí?) Eso sí, si por estas casualidades de la vida Google acaba bautizando como Grillo a su próximo algoritmo, ya nos tenemos asegurada la primera posición en los resultados de búsqueda 😉

Un título cebo y la obligación de contrastar

La acogida en general ha sido muy buena y, sí, nos ha permitido comprobar lo que es capaz de hacer un título atractivo sobre un tema (supuestamente) de actualidad. A partir de las impresiones que hemos recogido, en los comentarios del propio post, en las redes sociales y también offline, la gran mayoría “picó” y se tragó el cebo del título. Hay quienes incluso nos han comentado que antes de entrar al post y leerlo se dedicaron a investigar vía Google. Eso sí, la “trampa” ha sido recibida por la gran mayoría con mucho sentido del humor. De eso se trataba :)

Al margen del título “cebo”, el tema de fondo está en qué pasa cuando un contenido se empieza a difundir sin haberse leído previamente y en qué pasa cuando una información que es o puede ser falsa, a medias o en su totalidad, no se cuestiona ni se contrasta y se da directamente por cierta. Repito, no es el caso, porque ya lo avisábamos en las primeras líneas, pero ¿qué hubiera pasado en el caso de no advertirlo o de no hacerlo hasta el final?

¿Cuánta información damos por cierta en Internet como si fuera la enciclopedia Larousse o un axioma de fe y no solo nos la creemos sino que además contribuimos a su difusión? A veces por mala voluntad, otras veces por cuestión de que todos somos humanos y podemos caer en un error, otras veces por malinterpretaciones, otras veces porque la opinión se toma como información… La realidad es que no todo lo que circula por Internet es una información 100% veraz y rigurosa. No, tampoco en la Wikipedia, que sirve de fuente de “investigación” para tantas personas, y especialmente para tantos estudiantes.

Al final, es una cuestión de contrastar y de que cada uno asuma su propia responsabilidad a la hora de filtrar la información que consume. Con este experimento solo hemos querido recordarlo, porque a veces, a todos, se nos puede llegar a olvidar en alguna ocasión.

¿Tú que opinas? ¿Te tragaste el cebo de El Grillo? 😉 ¿Has experimentado y analizado el poder de un retweet potente?

 

¿Te ha gustado este artículo?

¿Sí? Entonces te recomendamos una cosa...

Regístrate a nuestro blog y recibirás:

Nuestros post sobre Marketing Online directamente en tu buzón de entrada y todas las novedades que vayamos desarrollando desde Enredando por la Red. Somos las primeras que odiamos el spam, así que no tienes que preocuparte. ¡Prometido! Suscribirte solo te llevará unos segundos y estaremos encantadas de darte la bienvenida.

Subscribe to our mailing list

* indicates required Dirección de Email * Nombre Apellidos

O si lo prefieres ...

Nos ayudaría mucho si compartes este artículo.
Los Tweets, Likes y +1s ayudan a que Google tome en serio este artículo y lo posicione... ¿nos echas un cable?? :) Mil gracias por adelantado.

Comentarios

  1. dice

    Uff, el tema de la fuente de información y la credibilidad que se le dan da para un libro.

    Algunos consejos para dudar de una noticia:

    Excepto de lo que te dice tu madre, duda si es verdad.

    Si es muy bueno, contrasta la información.

    Si es la bomba, duda.

    Si te beneficia, contrasta.

    Si alimenta a tu monstruo, ponlo en cuerentena* Esto me da a mi que voy a necesitar un post para explicarlo.

    Disfruto leyendoos un montón!!

    • Paula Guzman dice

      jajaja Javi, me ha encantado tu “filtro”. Coincido en que deberías escribir un post: sobre todos ellos!

      Muchas gracias! :)

  2. Iker Larrañaga dice

    Hola chicas!!
    En un primer momento me quedé con duda pero para ser honesto, tragué el grillo con las antenas y todo, porque como hay actualizaciones cada dos por tres de android, y encima estaba ya en funcionamiento los rumores de un nuevo sistema de IOS pues me dije, ¡venga, para dentro! Google se adelanta. Y el nombre no es tan descabellado ni desentona conociendo la trayectoria de los nombres a los que nos ha acostumbrado google.

    Respecto a la fuerza de un retweet, es un experimento muy bueno el que habéis realizado junto a Carlos Bravo. Twitter tiene una fuerza brutal y cada día que pasa va en aumento. Demostrada queda la viralidad que surge con un solo RT cuando quien lo hace es un influencers, y no os digo nada si añade algún hashtag como #Recomiendo o #Genial, apaga y vámonos, os quedáis sin gráfico seguro jajaja :)

    Yo sin querer, llevo algo más de una semana haciendo pruebas durante todo el día, como os habréis dado cuenta por las horas en las que comparto vuestros posts, algunas intempestivas, y me ha pasado sin quererlo con algún post como nada más recibir un RT de una persona determinada recibido en escasos minutos entre 15 y 20 clics.

    Totalmente de acuerdo, en que la responsabilidad de contrastar la información es única y exclusivamente de cada uno, y eres libre de jugar con tu reputación online. Aunque también podemos dar un poco de tregua sabiendo la gran infoxicación que hay hoy en día, y no siempre puedes contrastar feacientemente cada post en su totalidad, colándote en alguna.

    Resumiendo, dos grandes artículos, con dos experimentos que se entrelazan magistralmente creando uno, que nos dejan muchas conclusiones y tiempo para recapacitar en ello.
    ¡Bravo chicas! Mi más sincera enhorabuena.

    Un fuerte abrazo y hasta el siguiente experimento del friki Sheldon que todos llevamos dentro 😉

    • Paula Guzman dice

      Muchas gracias, Iker! :)
      Ya nos contarás el resultado de tus pruebas… Sí, ya nos habíamos dado cuenta de que alguna vez has compartido alguno de nuestros contenidos a las dos de la mañana o más…;)

      Está claro que vivimos en la era de la infoxicación y que efectivamente alguna se nos puede colar a cualquiera, a todos nos ha pasado, pero digamos que en temas de mayor relevancia y repercusión, siempre deberíamos contrastar y cuestionar antes de dar algo por cierto.

      Es decir, por ejemplo, con este caso: si realmente se hubiera tratado de una información falsa y no de un experimento, lo “normal” (si es la primera noticia que tenemos al respecto) sería investigar otras fuentes para confirmar la información antes de darle difusión porque sí. Una cosa es hacer click en un titular que nos ha llamado la atención y otra darle credibilidad 100% a cualquier cosa y contribuir a su difusión.

      Un abrazo por partida doble y muchas gracias :)

  3. dice

    Me ha gustado mucho el experimento que han llevado a cabo. Sin duda Twitter puede ser una poderosa herramienta para generar tráfico, sobre todo cuando un experto como Carlos Bravo hace un retweet.

    Felicidades por los resultados y vamos por más. 😉

    • Paula Guzman dice

      Muchas gracias, Luis :)
      Twitter no solo puede ser una poderosa herramienta para generar tráfico, sino que de hecho lo es. En nuestro caso, es nuestra principal fuente de tráfico, aunque no tengamos ni mucho menos los seguidores de Carlos Bravo 😉 Al final, RT a RT se va haciendo el camino y, por supuesto, cuando llega un RT potente,… ese camino de repente se hace más rápido.

      Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *