¿Escribir para personas o escribir para Google?

escribir para personas

Contenidos para personas y para Google

¿Escribir para personas o escribir para Google? ¿Queremos conquistar lectores/clientes o en el afán por llamar la atención de los buscadores y ganar posiciones nos llegamos a olvidar de que realmente nos dirigimos a personas y no a robots? El caso es que a día de hoy, más que nunca, escribir para conquistar a las personas y conquistar a Google no es en absoluto incompatible. No debería serlo. Y es lo que deberíamos tener muy claro.

Google «todavía» es un robot, pero en su constante afán por hilar muy fino con la calidad de los contenidos, cada vez tiende a ser más «humano», más semántico. Tiene todo el sentido del mundo: si Google devuelve como resultados de una determinada búsqueda una serie de contenidos que no cumplen en absoluto con las expectativas de quien ha buscado dicha información (personas), digamos que el primero que queda «mal» es el propio buscador. Y esto es lo que menos le interesa, ya que al fin y al cabo Google es una empresa y quiere defender a capa y espada la utilidad de su servicio. Si como usuarios, cada vez que buscamos algo, no nos quedamos satisfechos con los resultados que nos ofrece podríamos llegar a pensar que el buscador es una caca y que no nos sirve para nada. Y en esas está Google, afinando y cada vez más.

¿Y cómo sabe Google que un contenido es de calidad? Pues ni más ni menos que a través de las propias personas, que son las que sí distinguen entre contenidos de calidad y utilidad y textos sin relevancia y repletos de palabras clave sin ton ni son. De todo esto, de las bases de un marketing de contenidos bien entendido, y de cómo orientar nuestros contenidos con el objetivo de conquistar a las personas y también, de paso, a Google, fue de lo que tuvimos la oportunidad de hablar en el último iDay de Alicante y es lo que también queremos compartir hoy contigo.

En resumen: escribir para personas y escribir para Google no es incompatible. No debemos perder nunca de vista que nos dirigimos a personas pero al mismo tiempo tampoco debemos perder la oportunidad de cuidar esos detalles que optimizarán nuestros contenidos (de calidad) para darles un empujoncito extra a ojos de Google. Pero vayamos por partes.

 

escribir para Google

 

Escribir para personas

¿Qué es lo que siempre deberíamos tener en cuenta a la hora de orientar nuestros contenidos para que resulten de interés para las personas teniendo en cuenta toda la información que ahí circulando por la Red en la era de la «infoxicación»? ¿Por qué nos deberían leer a nosotros?

  • Calidad y utilidad de la información: antes que nada, si de lo que se trata es de conseguir llegar a personas, deberíamos plantearnos muy honestamente si tenemos algo interesante y de utilidad que compartir y que pueda cubrir alguna de las grandes necesidades de cualquier usuario en Internet (aprendizaje, información, entretenimiento). ¿Sabemos a quién nos dirigimos, tenemos clara nuestra audiencia y qué temas le pueden interesar/preocupar? De eso es de lo que tenemos que escribir. Fuera autobombo e información de corte corporativo.
  • La importancia de conectar: usar un lenguaje sencillo, sin tecnicismos, emplear un estilo directo, ser cercano al escribir, recurrir al storytelling,… Son bazas fundamentales para conseguir que nuestros contenidos no solo resulten útiles sino que puedan conectar con nuestra audiencia, no solo para que nos conozcan sino también para que nos recuerden. «Humaniza» tus contenidos.
  • Cuidar la estructura de los contenidos: nuestro contenido puede ser brillante pero no se trata solo de cuidar el fondo sino también la forma. Si nuestro contenido es un auténtico ladrillo a la vista, ya solo por la «pereza» ni siquiera nos leerán y nunca sabrán lo brillante que realmente es ese artículo. Estructura la información en párrafos cortos, utiliza títulos inferiores, destaca palabras e ideas clave en negrita (sin abusar), recurre a listados para enumerar datos y desglosar la información, emplea tipografías sencillas y sin adornos y evita mezclar diferentes fuentes, ten bien presente que el contenido no es solo texto sino también imágenes y vídeos.
  • Los títulos: con esas seis, siete u ocho primeras palabras nos lo jugamos todo a la hora de conseguir llamar la atención o pasar desapercibidos. El título debe ser lo suficientemente sugerente y atractivo para conseguir llamar la atención pero también, de algún modo, informativo para dar a entender de lo que vamos a hablar. El título es nuestra carta de presentación y, por tanto, es decisivo
  • El primer párrafo: si el primer párrafo no conquista mínimamente, mal vamos. Ese primer párrafo, en seis o siete líneas, debe ser capaz de resumir la idea principal del artículo y dar a entender qué valor vamos a intentar aportar. En ese primer párrafo también debemos ser capaces de «conectar»
  • Busca la conversación: invita a la reflexión, los contenidos 2.0 son bidireccionales, deja preguntas abiertas, comparte y escucha

Escribir para Google

Ya lo hemos comentado, nuestra mayor baza para conquistar a Google es haber conquistado antes a personas, pero vamos a dar un repaso por esos detalles SEObásicos que nos permitirán gustarle un poquito más a Google sin complicarnos tampoco mucho la vida:

  • No al contenido escaso: no se trata de que hagas contenidos de 2.000 palabras si el tema no da tanto de sí, pero que eso no sea tampoco una excusa para acabar dejando el texto en 200 palabras. Google toma nota y tiene muy en cuenta la extensión
  • No al contenido duplicado: no solo es poco ético sino que tampoco te servirá de nada a ojos de Google y te juegas una penalización
  • Ojo con la densidad de palabras clave: no se trata de repetir tus palabras clave como un loro una y otra vez para conseguir que Google se dé cuenta, eso ya no solo no funciona sino que incluso puede jugar en tu contra por sobreoptimizar. Incluye tus palabras clave en el título, en la url y en el primer párrafo pero no te olvides de jugar también con los sinónimos. Al final si estás hablando de lo que has dicho que vas a hablar, las palabras claves van a fluir a lo largo del artículo, no las fuerces, Google nos pide naturalidad máxima y coherencia
  • Etiquetar los títulos, tanto el principal como los inferiores, (H1, H2, H3,…) facilitará también a Google el rastreo y la catalogación del texto: juega también en los títulos con palabras clave, sinónimos, etc. Pero siempre con naturalidad
  • Etiqueta las palabras clave para ayudar a Google a catalogar rápidamente la información
  • Etiqueta también las imágenes (etiqueta Alt): es un pequeño factor que también te hará sumar algún puntito extra a ojos de Google y que te permitirá también ganar posiciones a la hora de aparecer en los resultados de búsquedas por imágenes
  • Incluir vídeos  ya no solo te permitirá aportar una información adicional y aliviar la lectura del texto, sino que facilitará que tus lectores se queden más tiempo en la página y de eso Google también tomará buena nota 😉
  • Redes sociales: socializa a tope, uno de los factores que Google cada vez tiene más en cuenta para juzgar cuando un contenido es de calidad es su recorrido por las redes sociales. Cuanto más se comparta el contenido, más entenderá Google que es un contenido que está resultando interensante y que, por tanto, merece ser tenido en cuenta. Facilita, y promueve, que tus contenidos se compartan
  • No te SEObsesiones: volvemos al principio, escribe para personas, no lo pierdas nunca de vista, y luego optimiza

Este es solo un pequeño resumen de detalles SEObásicos pero si te interesa el tema te invitamos a echar un vistazo a este artículo sobre pequeños factores SEO con el que podrás ampliar información.

¿Tú que opinas? ¿Tenemos claro que nos dirigimos a personas o a veces perdemos el norte en el intento por gustarle a Google? ¿Crees que es muy diferente escribir para personas y escribir para Google?

¿Te ha gustado este artículo?

¿Sí? Entonces te recomendamos una cosa...

Regístrate a nuestro blog y recibirás:

Nuestros post sobre Marketing Online directamente en tu buzón de entrada y todas las novedades que vayamos desarrollando desde Enredando por la Red. Somos las primeras que odiamos el spam, así que no tienes que preocuparte. ¡Prometido! Suscribirte solo te llevará unos segundos y estaremos encantadas de darte la bienvenida.

Subscribe to our mailing list

* indicates required Dirección de Email * Nombre Apellidos

O si lo prefieres ...

Nos ayudaría mucho si compartes este artículo.
Los Tweets, Likes y +1s ayudan a que Google tome en serio este artículo y lo posicione... ¿nos echas un cable?? :) Mil gracias por adelantado.

Comentarios

  1. dice

    Muy interesante, yo la verdad no escribo para Google, escribo lo que quiero y me apetece, si alguien le llama la atención, pues es un valor agregado.

    No me fijo si Google me tendrá en cuenta, si debo poner «palabras claves». A veces me salen textos largos, otros cortos, todo depende de lo que quiera decir. Sobre las imágenes, las coloco porque me parece que se ve bonito y me gusta amenizar mis artículos. Coloco vídeos cuando así me parece necesario.

    Creo que después de tantos años por aquí deberé ponerle más cuidado al tema y dejar de escribir para mi y más para Google… Claro, si las cosas se limitan a un par de palabras claves, imágenes, vídeo, etiquetas y Redes Sociales puede ser que sin querer queriendo lo esté haciendo y siga así, pero si le meten más cosas creo que me lo pensaría 😉

    • dice

      Al final no hay tantas diferencias y si el tema del SEO fluye de una forma natural, para que obsesionarse sólo hay que tenerlo en cuenta pero escribimos para personas si no no tendría sentido. :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *