Qué deberías saber antes de escribir un post

Cómo escribir un post

No es ni mucho menos la primera vez que hablamos de blogging. Hemos hablado de cómo estructurar un post, de cómo redactar el primer párrafo, de cómo elegir el mejor título para un artículo y de muchas cosas más. No todos los post tienen el mismo objetivo, así que hoy me gustaría darle una vuelta a todo esto y hablar de las preguntas que conviene que nos hagamos antes de escribir un post que realmente queremos que nos sirva para un fin estratégico.

¿Qué es un post estratégico?

Puede que escribas por el mero placer de hacerlo y que realmente te dé completamente igual si te leen o no, pero esto no suele ser lo habitual, ¿verdad? Cuando escribimos un post queremos compartir algo (un conocimiento, una experiencia, una reflexión) con los demás. De otro modo, lo mismo nos daría escribir un diario personal de los de toda la vida o almacenar documentos de Word en nuestros discos duros.

Un post estratégico es aquel que busca una reacción (o varias) en quienes nos leen. Esa reacción puede ser más o menos importante pero, lo dicho, todo suma.

Puede que busquemos generar una conversación o un debate, puede que busquemos que nos referencien por el valor de la información que estamos compartiendo, puede ser que busquemos eco social, que se suscriban a nuestro blog, que contraten nuestros servicios, que visiten una categoría determinada de nuestra tienda online y que nos puedan comprar,…

Preguntas que conviene hacerse al escribir un post

Puede que tengamos claro el objetivo global de nuestro blog, pero a menudo se nos puede llegar a pasar por alto que cada post puede y debe tener por sí mismo un objetivo. Sea el que sea y por muy pequeño que te parezca, al final todo suma si remas en la misma dirección.

A la hora de centrarnos y abordar cada post como una acción estratégica dentro de una estrategia global conviene que nos hagamos ciertas preguntas y que tengamos claras las respuestas. Es un proceso bastante sencillo y que nos puede ayudar bastante, tanto a la hora de redactar el propio post como a la hora de acercarnos a nuestros objetivos.

Vale, ya estás delante de la pantalla del ordenador y te dispones a empezar a darle a la tecla, pero ¿te has planteado lo siguiente?

  1. ¿Qué voy a contar?
  2. ¿Qué quiero que saque en claro mi lector?
  3. ¿Para quién escribo?
  4. ¿Cómo quiero posicionar este post?
  5. ¿Qué quiero conseguir con este post?

Vamos a ver cada una de estas cuestiones un poco más en detalle, ¿te parece?

¿Qué voy a contar?

Puedes tener claro el tema general que vas a tratar y puedes ponerte directamente a escribir. Pero puede que ésta no sea la mejor opción porque, una vez metido en materia, es fácil pasar de una idea a otra y al final el tema principal puede quedar desdibujado.

Centra el tema y, a partir de ahí, desarróllalo, pero siempre con una idea principal en el centro de todo. Puede parecer una tontería, pero realmente es muy fácil perder un poco el norte cuando uno se pone a escribir un post si no se tiene al menos un esquema mental. ¿Sabes lo del refrán de que “quien mucho abarca, poco aprieta? Pues aquí también se aplica: si mezclas demasiados conceptos, al final parecerá que estás hablando de todo y de nada al mismo tiempo.

ayuda para escribir un post

¿Qué quiero que saque en claro mi lector?

Esta cuestión está directamente relacionada con la pregunta anterior de “qué voy a contar”, pero incluye un matiz que pasa por ponerse en el lugar de la persona que te va a leer.

No se trata solo de lo que tú quieres contar, sino de pararse un momento a pensar qué es lo que va a poder sacar en claro tu lector con un post en concreto, qué es lo que le vas a aportar y qué conclusión va a poder obtener. Es decir, si a esa persona le preguntaran de qué le ha servido leer ese post, ¿qué contestaría? ¿Con qué se quedaría fundamentalmente?

¿Para quién escribo?

Puedes saber cuál es el perfil de los lectores de tu blog y haber adaptado en consecuencia el tono global y el lenguaje, pero a partir de ahí es importante tener claro que no todos los post van a interesar a todos tus lectores. Escribir para todo el mundo y querer abarcar más de la cuenta suele ser una mala idea.

Un post estratégico debe afinar todo lo posible para “atacar” la necesidad concreta de un grupo de personas. Ya sea un grupo más o menos mayoritario, es importante determinar cuáles son las necesidades específicas que tienen esas personas para poder llegar a ellas más fácilmente con un resultado satisfactorio y que ese post realmente cumpla con su objetivo.

Por ejemplo, en este blog hablamos de Marketing Online pero tocamos temas muy distintos dentro de este campo y somos conscientes de que no todos los post van a interesar por igual a todas las personas que suelen pasarse por aquí, pese a que en general el blog les pueda gustar.

En el caso de este post en concreto, mi intención es llegar a personas que se están iniciando en el blogging o el marketing de contenidos y a personas que puede que ya tengan un recorrido en esta materia pero que no se habían planteado la finalidad estratégica que puede tener cada post. Mi objetivo es que a esas personas principiantes o semi principiantes les pueda quedar muy claro lo que estoy contando con independencia de su experiencia y que puedan sentirse identificadas con las situaciones que estoy exponiendo.

Soy consciente de que, sin embargo, a otras personas este tipo de reflexión no les aportará nada nuevo porque ya han pasado por ahí hace tiempo y tienen el tema más que controlado. No pasa nada, seguramente a esas personas les pueda interesar más otro tipo de post sobre un tema que conozcan menos. No siempre podemos llegar a todo el mundo porque, en el intento, el mensaje se puede llegar a perder fácilmente por el camino.

post y SEO

¿Cómo quiero posicionar este post?

Con independencia de que un artículo tenga otro tipo de objetivo principal y muy concreto, un objetivo común de cualquier post es conseguir atraer tráfico ¿verdad? Bienvenido sea.

Controles o no de SEO (posicionamiento web), cada post te da una nueva oportunidad para que personas que todavía no conocen tu blog puedan llegar a él y que merece la pena aprovechar. Tampoco es cuestión de obsesionarse y dejar de lado lo importante (escribes para personas no para los robots de los buscadores), pero no está de más que al menos prestes un poco de atención al tema de las palabras y frases clave por las que podrían encontrarte.

Ojo, no se trata de ponerse a repetir como un papagayo dichas palabras clave a lo largo de todo el post. Es suficiente con una densidad natural y equilibrada. Si no es antes, al menos después de escribir un post, comprueba si dichas palabras clave están presentes en los sitios “estratégicos”: título, nombre de la url, primer párrafo, algún subtítulo (H2, H3).

Respecto al texto en sí, en función de la extensión del artículo podrás introducir una mayor o menor densidad de palabras clave, pero al final si escribes de lo que has “prometido” escribir surgirán de forma natural. Tira de coherencia y tampoco abuses y recuerda que también debes recurrir a sinónimos de dichas palabras o frases clave que te interesa posicionar.

¿Qué quiero conseguir con este post?

Última pregunta que conviene hacerse a la hora de escribir un post, pero no la menos importante, porque de hecho es la misma base de un post estratégico: ¿qué quieres conseguir con ese post?

Si ya has determinado previamente la reacción que buscas con ese post, no dejes de recalcarla en la medida de tus posibilidades. Invita a tus lectores a hacer lo que esperas que hagan, no des por hecho que van a interpretarlo. Como en todo, cuantas más facilidades mejor.

Es decir, si buscas comentarios y generar una conversación entre tus lectores lanza una pregunta o una reflexión que realmente les invite a participar. Si quieres que se suscriban a tu newsletter pídelo directamente y explica cómo pueden hacerlo. Si quieres que visiten una categoría de productos determinada de tu tienda online, explícale a tu lector por qué le puede resultar interesante hacerlo y déjale un enlace directo para que acceda fácilmente. Etc etc.

Por cierto, ya que estamos, comentarte que estaríamos encantadas de tenerte como suscriptor 😉 Tienes una preciosa cajita en la parte superior derecha donde puedes registrarte muy fácilmente. Solo te llevará 30 segundos, nuestros artículos te llegarán directamente al buzón de entrada, puntualmente disfrutarás de contenidos exclusivos y te garantizamos que nunca te mandaremos spam.

Y si te ha gustado el post y quieres compartirlo en tus perfiles sociales, estaremos doblemente encantadas y agradecidas Nuestros botones sociales te esperan justo aquí abajo. ¡Compartir es maravilloso! :)

Y ya para terminar, cuéntanos: ¿Crees que es importante tratar estratégicamente cada post o eres de los que prefiere simplemente darle a la tecla sin pensar en nada más?

¿Te ha gustado este artículo?

¿Sí? Entonces te recomendamos una cosa...

Regístrate a nuestro blog y recibirás:

Nuestros post sobre Marketing Online directamente en tu buzón de entrada y todas las novedades que vayamos desarrollando desde Enredando por la Red. Somos las primeras que odiamos el spam, así que no tienes que preocuparte. ¡Prometido! Suscribirte solo te llevará unos segundos y estaremos encantadas de darte la bienvenida.

Subscribe to our mailing list

* indicates required Dirección de Email * Nombre Apellidos

O si lo prefieres ...

Nos ayudaría mucho si compartes este artículo.
Los Tweets, Likes y +1s ayudan a que Google tome en serio este artículo y lo posicione... ¿nos echas un cable?? :) Mil gracias por adelantado.

Comentarios

  1. Fabiola dice

    Hola, tu articulo es muy bueno! Justo estaba pensando en iniciar un blog y quería ideas y consejos. Es importante como lo menciones tener un tema central para que el lector se enganche y encuentre notas para leer de lo que le interese. Compartir a con los lectores los temas de interés ý que los lectores comenten y debatan seria bueno.
    Igual gracias por este articulo!

    • Paula Guzman dice

      Hola Fabiola,
      Me alegro de que te haya parecido interesante el post :)

      Efectivamente, la clave es siempre pensar en quiénes son tus lectores y qué les interesa para poder ofrecérselo.

      Generar debate y comentarios debería ser siempre el objetivo de cualquier post, ya que de eso se trata el 2.0, de poder conversar e interactuar

      Un saludo y muchas gracias por tu comentario :)

  2. dice

    Hola Paula
    Me gusto tu Articulo!
    Puede tomarse el escribir como un hobbies, como un negocio, etc. Pero no hay que olvidarse que detrás de un blog hay un lector que busca y muchas veces, establecer un vinculo con expectativas de encontrar en ese articulo lo que busca.

    Por este motivo, me parecen acertadas las preguntas planteadas, sobre todo la segunda ¿Qué quiero que saque en claro mi lector?
    considero esta pregunta como la brújula del articulo

    Abrazo
    Marcelo

    • Paula Guzman dice

      Hola Marcelo, muchas gracias, me alegro de que te haya gustado :)
      Este post pretendía poner un poco de orden y recordar que si escribimos por y para algo, ese algo debe quedar claro, así que no está de más que nos hagamos ese tipo de preguntas que planteamos en este artículo.
      Me ha gustado lo de la “brújula del post”, porque efectivamente se trata de escribir con sentido y sin perder el norte 😉

      Un saludo y gracias por pasarte por aquí :)

    • Paula Guzman dice

      Por supuesto, Jerby, generar conversación es un objetivo que, aunque haya otros, siempre tiene que estar ahí, así que por supuesto hay que tener claro todo lo que ello implica. Si estás, es para estar.

      Gracias por pasarte de nuevo por aquí y dejarnos, como siempre, tu granito de arena :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *