Pros y contras de tener un blog compartido

enredaporlared

¿Un blog de marca personal con dos personas?

Quizá llevas un tiempo pensando en que quieres lanzar tu propio blog, ya sea a nivel hobby, a nivel profesional o una mezcla de ambos. Pero piensas que quizá, por ahora, te viene un poco “grande”. No estás seguro del tiempo que le vas a poder dedicar y si con tus aportaciones vas a poder cubrir todos los frentes (aspectos técnicos, redacción, imagen, edición, inspiración, promoción de los contenidos, etc.).

Ya tienes varios proyectos entre manos y piensas: ¿otro proyecto más?, ¿podré con ello?¿Te has parado a pensar en la posibilidad de tener un blog compartido? No hablo de un blog o plataforma multiautor, ni tampoco de un blog de nicho puro y duro para exclusivamente monetizar, hablo de un blog TUYO, solo que compartirás el compromiso y la dedicación con otra persona. Al 50%.

Obviamente, dependerá del objetivo que persigas con tu blog. Puede que si tu objetivo es promover tu marca personal, pienses que un blog compartido no es la mejor opción. Bueno, puede que no sea la opción más “convencional”, pero todo depende… En nuestro caso, y sin que fuera la pretensión inicial, este blog (compartido) se ha convertido en un puntal muy importante de nuestra marca personal. Solo que esa marca es doble 😉

En nuestro caso, decidirnos a lanzar desde el inicio este blog compartido fue una mezcla de lo que he comentado al principio y de que era un proyecto que nos hacía ilusión hacer a las dos juntas. Para experimentar, para aprender, para ponernos a prueba, y para ver cómo éramos capaces de funcionar juntas, con nuestras respectivas carencias y puntos fuertes. Que aunque seamos dos, cada una tenemos los nuestros 😉 Y eso en realidad es lo bueno de todo esto.

Tengo que decir que en su día, además de este blog, pensaba muy seriamente en la posibilidad de compatibilizarlo con un blog de marca personal pura y dura al uso, pero con el paso del tiempo me he dado cuenta de que realmente no es algo que necesite ni que quiera hacer.

Por si es una posibilidad que te está rondando por la cabeza pero no lo tienes del todo claro, vamos a ver los pros y contras que tiene un blog compartido (como siempre, basándonos en nuestra propia experiencia) y luego nos cuentas :)

Paula Guzman

Los pros de un blog compartido

Podría comentar miles de ventajas (algunas más importantes, otras más pequeñas pero que también suman, y algunas que son meros detalles) que he tenido la oportunidad de comprobar en estos once meses de vida de este blog, pero me voy a centrar en las más determinantes:

  • Aprender: no podemos saber de todo y ser los mejores en todo, siempre hay algo que no controlamos y poder aprender en el día a día de la persona con la que compartes un proyecto en común es algo genial. En nuestro caso, ambas hemos tenido trayectorias previas muy distintas y nos hemos beneficiado de ello, y los seguimos haciendo, para intentar repercutir todo esto en nuestro blog y aprender por el camino la una de la otra.
  • Suplir carencias: en la misma línea que el punto anterior, todos tenemos nuestros puntos fuertes pero también tenemos nuestras carencias. Por ejemplo, en mi caso se me hacía un mundo todo lo que tenía que ver con plantillas, el hosting, los plugins, etc. etc. Me aturullaba completamente (y de hecho, un poco menos pero me sigue pasando). Isabel es mucho más resolutiva que yo para todos estos temas y les tiene menos miedo. Por el contrario, a ella al principio le asustaba un poco la idea de “no saber escribir bien” o estructurar un contenido. En definitiva, que nos complementamos en muchas cosas. Aquí solo he descrito un par de ejemplos.
  • El compromiso: el factor “no defraudar” o incumplir el compromiso con el que has llegado con otra persona es en ocasiones mucho más poderoso que el hecho de poder “defraudarnos” en un momento dado a nosotros mismos. El compromiso que he asumido con Isabel es seguramente el motivo más poderoso para no dejarme vencer por la tentación de no escribir en alguna ocasión en el blog. A día de hoy ninguna de las dos ha fallado a este compromiso.
  • Distintos enfoques y puntos de vista: somos un equipo, pero cada una tiene sus propios puntos de vista, sus opiniones y su manera de enfocar los temas. A Isabel le gusta más escribir de determinados temas, a mí de otros. Y, al final, creo que eso enriquece el resultado global.
  • Dos mentes piensan más que una sola: ay, la dichosa inspiración, que de vez en cuando nos juega malas pasadas. A todos nos llega, hay días en que tienes mil ideas y otros en que estás bloqueado. Lo bueno de un blog compartido es que dos mentes dan para más que una sola. De momento, hemos tenido la suerte de que no nos hemos bloqueado las dos al mismo tiempo 😉
  • La flexibilidad: realmente nosotras hemos llegado a cuadrar de tal manera que tampoco es que nos marquemos a rajatabla quién escribe en cada ocasión. No funcionamos en plan “tú escribes los lunes, yo los miércoles y los viernes los alternamos”. Obviamente, lo comentamos y lo vamos viendo a lo largo de la semana para organizarnos de alguna manera, pero no llevamos un plan estricto. Si por ejemplo una semana Isabel va más saturada con trabajo y otros proyectos, asumo yo más y viceversa. Nos hacemos cargo de la situación de la otra y adelante.
  • El factor compañerismo: ¿has oído hablar de la soledad del blogger? Es real, pero la soledad a dos se lleva muuuuucho mejor :) porque esa otra persona está en el mismo barco que tú.

Isabel Romero

Los contras de un blog compartido

Quizá en este punto de los contras no puedo ser del todo objetiva, porque personalmente a día de hoy  (y ya vamos camino de un año de aventura de blog compartido) no tengo queja alguna, más bien todo lo contrario. Creo que fue una decisión muy acertada (y creo que Isabel piensa igual, al menos la mayor parte del tiempo 😉 )

En cualquier caso, obviamente todo tiene sus matices y cada caso es cada caso: es importante dar con la persona indicada, que no sea exactamente como tú, que pueda suplir tus carencias y que te pueda complementar, pero con la que al mismo tiempo compartas una visión común del compromiso, de la responsabilidad compartida, de los objetivos y de cómo quieres que en general se hagan las cosas. En nuestro caso, ha sido y es así. Y todo esto ha sido determinante para que, a la hora de escribir este artículo, pueda compartir contigo decenas de pros y que, en cambio, me esté costando encontrar algún contra.

Lo dicho, no es nuestro caso, pero vamos a ver en qué casos tener un blog compartido puede no ser la mejor de las ideas:

  • Si tu objetivo principal e irrenunciable es promover tu marca personal con nombres y apellidos. Lo dicho, en nuestro caso el factor marca personal está ahí y, al fin y al cabo, dentro de esta marca doble también hay cabida de alguna manera para tener nuestra  parcela de marca individual, según nos van conociendo. Aunque también es verdad que de vez en cuando nos confunden 😉 No tener una marca personal al uso no es lo que más nos preocupa, pero si es tu caso, deberás valorarlo.
  • Si las dos personas no asumen el mismo compromiso: esto al final es como en las relaciones de toda la vida. Si uno pone mucho y el otro nada, al final todo acaba haciendo aguas 😉
  • Si no encuentras puntos en común con la otra persona: las diferencias son geniales porque te permiten aprender y complementarte, pero siempre tiene que haber unos puntos y objetivos en común.

Isabel, si en algo no estás de acuerdo, tienes el campo de comentarios a tu entera disposición 😉

Y ahora te toca a ti: ¿Crees que un blog compartido puede servir también para potenciar tu marca personal? ¿Crees que puede tener más ventajas que inconvenientes?

PD: No es que hayamos pretendido hacernos un book de fotos ni que hoy nos sintamos egocéntricas, pero así ya de paso aprovechamos para reivindicar que somos dos y que puedas distinguirnos un poco mejor 😉

 

 

¿Te ha gustado este artículo?

¿Sí? Entonces te recomendamos una cosa...

Regístrate a nuestro blog y recibirás:

Nuestros post sobre Marketing Online directamente en tu buzón de entrada y todas las novedades que vayamos desarrollando desde Enredando por la Red. Somos las primeras que odiamos el spam, así que no tienes que preocuparte. ¡Prometido! Suscribirte solo te llevará unos segundos y estaremos encantadas de darte la bienvenida.

Subscribe to our mailing list

* indicates required Dirección de Email * Nombre Apellidos

O si lo prefieres ...

Nos ayudaría mucho si compartes este artículo.
Los Tweets, Likes y +1s ayudan a que Google tome en serio este artículo y lo posicione... ¿nos echas un cable?? :) Mil gracias por adelantado.

Comentarios

  1. Mai dice

    Hola!
    Acabo de descubrir su blog y este artículo me pareció muy interesante.
    Me gustaría saber cómo hacen con el hosting y el nombre del dominio, también lo comparten o cómo han arreglado el asunto? Espero que la pregunta no sea muy indiscreta, pero es algo que me interesa ya que también me gustaría iniciar el proyecto de tener un blog compartido.
    Gracias por su respuesta!

    • dice

      Hola Mai,
      Nosotras lo compramos a nombre de una de nosotras, sin ningún problema. A nivel interno tenemos un acuerdo privado de la sociedad, donde estipulamos el uso de este hosting y dominio.
      Espero haberte respondido a tu pregunta.
      Un saludo Mai

  2. dice

    En nuestro caso (digo nuestro porque estoy embarcado con otra persona en un proyecto de blog compartido), nos hemos planteado la finalidad de tejer red.

    Así que la compañía forma parte de la ‘afinidad metodológica’…

  3. dice

    Yo suscribo cada una de tus palabras Paula, para mi solo hay pros en lugar de contras.
    Nos complementamos y creo que podemos aportar mas cosas y darle un valor añadido al blog, que de otra forma no tendría.
    La aventura de compartir un blog es maravillosa, os lo recomiendo, eso si hay que saber elegir a la persona adecuada.
    Vaya post mas chulo compi :)

  4. dice

    Vuestra experiencia como doble-bloggers me ha hecho plantearme ideas para posibles proyectos, gracias ! Por cierto. ..que guapas estas “Enredadas”!! Os iría bien en aquel ranking al Blogger más sexy. Piropos aparte, gracias por dar vuestra visión sobre la experiencia de compartir el blog.

    • Paula Guzman dice

      jajajaja Pues muchas gracias por los piropos, Jon! Nos alegramos de que nuestra experiencia te pueda resultar de alguna utilidad, ya nos contarás!

      Un saludo! :)

  5. Matti dice

    Super el artículo y las imágenes me encantaron. Esta genial esto de poder diferenciarlas y ver un poco mas de vosotras .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *