¿Moderar o no moderar los comentarios en un blog?

moderar comentarios

¿Moderar o no moderar los comentarios en un blog? He aquí un dilema que quizá te estés planteando. Y este dilema vale igual tanto si hablamos de tu blog personal como del blog de tu empresa, aunque los planteamientos suelen ser distintos según el caso. Hoy me gustaría hablar sobre este tema de moderar o no los comentarios en un blog, que yo también me he planteado, y compartir contigo mis conclusiones.

En el caso de un blog personal, lo primero que uno suele pensar es: ¿Moderar? No, “censurar” va en contra de la filosofía del 2.0”. En el caso de un blog de empresa, al igual que pasa con las interacciones en redes sociales, la cosa cambia por el miedo que todavía muchas empresas tienen, especialmente las más pequeñas y con poca experiencia online, a recibir críticas que las puedan dejar en evidencia. Entonces, ¿qué? ¿Conviene moderar los comentarios o no?

¿Moderar un comentario equivale a censurar?

Los comentarios son sin duda alguna la salsa de todas las salsas de un blog, la máxima expresión de ese camino de ida y vuelta que es el 2.0. Los comentarios son la muestra de que un blog está vivo, que genera interés, que tiene personas detrás y que es capaz de “remover” algo, lo suficiente como para que alguien se tome la molestia no solo de haberte leído sino de contribuir y dejar unas líneas. En definitiva, los comentarios en un blog tienen un valor enorme.

Ese camino de ida y vuelta es la verdadera magia de todo este mundo del 2.0, la esencia de la comunicación y de todas sus posibilidades, y personalmente creo que es un gran error ese miedo que todavía existe a exponerse al 100%.

Cierto es que exponerse significa abrirse a recibir comentarios buenos y no tan buenos, pero no podemos esperar gustar a todo el mundo ni que todo el mundo esté de acuerdo con nosotros. Eso no es nuevo, también pasa fuera de Internet. Pero en Internet da más miedo ¿verdad? Porque su alcance se multiplica y es público.

Los halagos, el interés, el debate y la capacidad de generar conversación son la parte buena de todo esto. Eso a todos nos gusta. En el otro lado de la moneda están las críticas.

No nos engañemos, a nadie realmente nos gusta que nos critiquen por regla general, pero hay que ver este tema desde otra perspectiva: las críticas constructivas y las discrepancias forman parte de las relaciones humanas. No hay que asociar directamente las críticas con algo negativo.

Entonces, ¿lo mejor es no moderar los comentarios? ¿Moderar es censurar? No. Solo digo que las críticas también son buenas, incluso necesarias. Y que no hay que confundir criticar con trolear. Un lector crítico no es sinónimo de troll ni mucho menos. Aprende a diferenciarlos.

Debemos estar abiertos a las críticas y debemos saber gestionarlas. Moderar y eliminar un comentario simplemente porque no nos gusta e incluye una crítica, en mi opinión, sí que equivale a censurar. En este caso, no soy partidaria de moderar un comentario, porque además es una muestra de falta de transparencia que, en cualquier momento, se puede volver en tu contra. Pero, creo que hay límites a la hora de aprobar cualquier tipo de comentario.

censura en los comentarios de un blog

¿Dónde está el límite para aprobar o rechazar un comentario?

Personalmente, el único límite que tengo en cuenta a la hora de aprobar o rechazar un comentario en un blog es la falta de respeto pura y dura. Comentarios de spam al margen, en este blog absolutamente todo el mundo tiene cabida. Aprobamos sin ningún problema cualquier comentario, ya sea a favor o en contra, y agradecemos sinceramente cualquier aportación.

Ahora bien, efectivamente hay un límite: no aceptamos los comentarios vejatorios ni los insultos ni las críticas que están totalmente fuera de lugar y que no buscan aportar nada.

Afortunadamente, no nos hemos encontrado muchos casos de estos, pero no hace mucho sí que recibimos algún que otro comentario que simplemente incluían insultos gratuitos y esto nos hizo plantearnos esta cuestión de moderar los comentarios.

Hasta ese momento habíamos aprobado sin ningún tipo de problema todos los comentarios, incluyendo aquellos que podían gustarnos menos a la hora de enfocar la crítica no de una manera precisamente elegante 😉 , pero considerando que en cualquier caso tampoco resultaban realmente ofensivos.

Un insulto o un comentario ofensivo o vejatorio sin más no aportan nada a nadie. Solo alimentar las intenciones del autor. La primera ocasión que recibimos un comentario de este tipo optamos por eliminarlo. Esa misma persona volvió a dejar un nuevo comentario acusándonos de censurarle. ¿Censura? En este tipo de casos creo que no. No todo vale. Ahí quedó la cosa y, ya digo, afortunadamente no nos hemos encontrado con muchos casos de este estilo.

¿Críticas? Bienvenidas sean, y cuanto más constructivas mejor. ¿Insultos? A palabras necias, oídos sordos. ¿Sabes aquello de que no hay que alimentar a los trolls?

Conclusiones

En resumen: ¿Moderar o no moderar los comentarios en un blog?

  • No tengas miedo a exponerte a las críticas o a los comentarios contrarios. Hay que estar preparado para no gustar a todo el mundo o para que discrepen con nosotros
  • Gestiona las críticas sin tomártelo como algo personal: las críticas son sanas e incluso necesarias para mejorar o para enriquecer cualquier punto de vista
  • Mucho ojo con confundir a un simple crítico con un troll: no es lo mismo
  • Apuesta por la máxima transparencia y no te ocultes detrás de tu derecho a moderar y rechazar un comentario
  • Aplica el sentido común y marca tus límites a la hora de aprobar o rechazar un comentario: moderar un comentario no equivale a censurar. Los comentarios deben contribuir y aportar, no solo a ti sino al resto de tus lectores. Un insulto no aporta nada a nadie.

Esta es nuestra política respecto a los comentarios, en este blog y en cualquiera de los que gestionamos. Por supuesto, puedes tener una opinión totalmente diferente y estaremos encantadas de que nos la cuentes 😉 . ¿A favor o en contra de moderar los comentarios en un blog?

¿Te ha gustado este artículo?

¿Sí? Entonces te recomendamos una cosa...

Regístrate a nuestro blog y recibirás:

Nuestros post sobre Marketing Online directamente en tu buzón de entrada y todas las novedades que vayamos desarrollando desde Enredando por la Red. Somos las primeras que odiamos el spam, así que no tienes que preocuparte. ¡Prometido! Suscribirte solo te llevará unos segundos y estaremos encantadas de darte la bienvenida.

Subscribe to our mailing list

* indicates required Dirección de Email * Nombre Apellidos

O si lo prefieres ...

Nos ayudaría mucho si compartes este artículo.
Los Tweets, Likes y +1s ayudan a que Google tome en serio este artículo y lo posicione... ¿nos echas un cable?? :) Mil gracias por adelantado.

Comentarios

  1. dice

    Creo que siempre hay que moderar los comentarios, aunque a mi no me gusta llamarlo moderar, lo veo demasiado estricto. Prefiero llamarlo, ”darle el visto bueno”.

    Pienso que es mucho mejor editar el comentario (y dar los motivos) y así todos nos quedamos contentos no?

    Tampoco penséis que llevo mucho en esto… he abierto mi blog hace cosa de un mes, y estaba deseando empezar a administrar y leer los comentarios, que por suerte han empezado a llegar bastante rápido y aún no he tenido ”problemas” para llamarlo de alguna forma.

    Un saludo!

    • Paula Guzman dice

      Hola David,
      Muchas gracias por dejarnos tu opinión. Recibir comentarios es un tesoro, y como dices tú ya has podido comprobarlo, pero ciertamente con el tiempo se puede colar de todo…

      Como digo en el post, siempre que sea una crítica constructiva, más que bienvenida, pero por algún lado hay que poner ciertos límites, como por ejemplo con las faltas de respeto.

      Un saludo y gracias por tu comentario! :)

  2. dice

    Obviamente debemos moderar si o si. La pregunta sería dónde ponemos el listón. Si hay un loco o un spamer tendremos que borrar los comentarios, obviamente.

  3. dice

    Estamos totalmente de acuerdo con la conclusión, claro que a todos nos gusta los buenos comentarios, principalmente cuando el pensamiento externado tiene buenos propósitos, como un ideal no tenemos podemos estar de acuerdo y será siempre como vemos un vaso que tiene la mitad de agua. Las críticas constructivas nos aterrizan y sin ellas no hay un mejoramiento o un crecimiento en la vida cotidiana, pero lamentablemente muchas veces el espacio no se presta para el debate sino que simplemente en una oportunidad para insultar al extremo del pachuquismo, a estos hay que aplicarles el botón +DELETE+ ¡ Así de fácil !.

    Aprovecho para felicitarles, excelente sitio web.

    Un gran abrazo, del país donde vive la gente más feliz del mundo (Claro todavía nos busco)

    Pura vida

  4. dice

    Yo los tenía en abierto, pero cierto día un comentarista, desde posición de anónimo dejó calumnias graves contra personas con nombre y apellidos, tardé poco en darme cuenta y eliminar el comentario, no hubo consecuencias al parecer, pero yo me consideré colaborador necesario en ese delito al no impedir que “anónimamente” un cobarde usara mi plataforma para injuriar a otras personas, y desde entonces con todo el dolor de mi corazón 2.0 modero los comentarios.
    Un saludo

    • Paula Guzman dice

      Hola Alberto,
      Eso es más o menos lo que nos ocurrió a nosotras y por lo que decidimos moderar. Lamentablemente esas circunstancias ocurren (hacia nosotros o hacia terceros) y habitualmente desde el anonimato.

      Gracias por contarnos tu caso y un saludo! :)

  5. Israel dice

    Creo que se debería dejar abierto, salvo contadísimas ocasiones, ya que prefiero tener la oportunidad de “salvar” ese futuro ex-lector que no que no pueda expresarse y deje de visitarme sin recibir yo el feedback adecuado, sea bueno o malo. Al menos queda en mi la decisión final de intentar “arreglarlo”, o no.. Para eso es nuestro blog y tampoco es plan de que los comentarios pasen a ser insultos o descalificaciones.
    Saludos!

    • dice

      Claro Isra, las críticas son constructivas y más si vienen de nuestros lectores, pero ¿Cómo vamos a evitar que alguien ponga insultos o comentarios fuera de tono, si no moderamos los contenidos?
      Un saludo

  6. dice

    Hola, tema que da para hablar, cuando comencé a leer estaba en la misma postura que tú: permitir pero moderar (spam, insultos), pero conforme avancé me di cuenta que había algo que no me dejaba en paz y lo tomé por los cuernos: Por qué permitir que me insulten por algo que expresé?….
    y por qué no?… a fin de cuentas es parte de la personalidad de cada quien cómo expresa su frustación y si llegó al blog fue por algo, y si no le gustó o le ofendió mejor que lo exprese y no que se traume, no digo que sea labor social el dejar insultarnos pero es parte de vida, en el dia a dia es algo a lo que nos exponemos y si soy capaz de ver la intención positiva que tuvo la persona que me insultó, seguro voy a aprender algo de mi que afecta a los demás en lo que puedo mejorar como persona.
    Si bien no soy la persona indicada para hablar al respecto, desde el punto de que tengo muuuuuy pocos post y ningún comentario (sospecho que ninguna visita aún), sí recibo insultos en la calle de vez en cuando.

    “Si me molesta es porque lo tengo puesto”

    Un mexicabrazo con mucho cariño…..

    Feno

  7. dice

    Moderar algunos comentarios, si, o no! según se mire!

    En mi caso particular, tengo una empresa de alquiler de vacaciones en la Costa Brava.

    Yo tengo mucha suerte! la gran mayoría de clientes, los comentarios en la web son positivos o al menos una critica bien fundada, como un colchón que es un poco duro, o algo de este estilo, esto es una buena crítica, porque yo no duermo en todas las camas, y esto me ayuda a que hay que revisar ese colchón, y cambiarlo si fuera necesario.

    Pero algún año, (por suerte no todos los años) hay un cliente que hace comentarios en los que rotundamente está mintiendo, el motivo, no lo sé!, pero esto ocurre. En estos casos mi decisión es contestar con educación y dejar entre dicho su comentario. Suelo dejarlo publicado un año, y al año lo borro el comentario y mi respuesta.

    Pero quiero dejar bien claro que jamás he borrado un comentario, al menos durante un año. Bueno el día que me encuentre con insultos y demás, desde luego que lo borraré al momento!.

    Quiero dejar mi constancia que me gusta vuestro Blog, son naturales y muy claros.

    José Gutierrez

    • dice

      Muchas gracias por contarnos tu experiencia con respecto a los comentarios de tu página.
      Evidentemente una crítica es una oportunidad de mejora y siempre se puede ver desde el lado positivo como “crítica constructiva”. No obstante los insultos o “perlitas” (como dice Maider) desde nuestro punto de vista no tienen cabida como “crítica constructiva”.
      Un saludo y bienvenido a tu casa

  8. Miriam dice

    ¡Tema interesante! Yo aún no tengo blog, estoy en ello, y es un tema que me había parado a pensar…

    En el ejemplo en concreto que mencionáis, ¿qué hicisteis ante su segundo comentario? ¿Respondisteis? ¿Lo borrasteis? ¿Lo dejasteis sin responder? ¿Mencionasteis la situación en vuestro siguiente post? Me parece muy importante, por lo que comentáis de que el mensaje que unx decide enviar, no sólo está dirigido al autor(a) del mensaje en concreto, si no, a cualquiera que pueda entrar al blog/web; y al final estamos hablando de la imagen que unx proyecta…

    Respondiendo a vuestra pregunta… ¡a favor de la moderación! :)

    Saludos

    • Paula Guzman dice

      Hola Miriam,
      Me alegro que el tema te haya parecido interesante, porque realmente es algo que tarde o temprano toca plantearse, y mejor si se hace por adelantado para que podamos establecer un plan de acción.

      Con respecto a tu pregunta: el primer comentario que mencionamos en el post con insultos lo moderamos y lo borramos directamente. Con el segundo, en el que se nos acusaba de censurar y se nos volvía a insultar, hicimos otro tanto. El tono y el insulto gratuito seguía siendo el mismo, por lo que actuamos en la misma línea. Creo que hay que poner unos límites, que son de los que hablamos en el post. Un insulto no aporta nada, una crítica fundada, nos guste más o menos, es otra historia.

      Un saludo y gracias por pasarte por aquí y dejarnos tu comentario :)

  9. dice

    Moderar es algo más que admitir comentarios o no. Un comentario es un tesoro que hay que mimar.

    Incluso, se le puede sacar partido a un trol si sabes manejarlo.

    • Paula Guzman dice

      Hola Jerby,
      totalmente e acuerdo: un comentario es un tesoro. Pero si hablamos de meros insultos, la cosa cambia. Cierto es que a un troll se le puede sacar partido, pero en cualquier caso si hablamos de insultos totalmente fuera de lugar y que ni siquiera van asociados a una crítica a la que uno pueda responder y se pueda argumentar, creo que hay que poner límites. Y este límite está en nuestro derecho a moderar.

      Un saludo y gracias nuevamente por tu comentario! :)

  10. dice

    Parece que nos hemos puesto de acuerdo todos para hablar de los comentarios jeej. Yo estoy a favor
    de moderar los comentarios, si no lo hiciera en mi blog, tendría más de 50 comentarios de SPAM
    chinos por artículo (por cierto algunos muuy pesaos y vaya tochos que me mandan XD)…

    Creo que es bueno tener alguna opinión diferente a la del autor, debatir y sacar conclusiones útiles para todos. De momento no tengo ningún troll, y eso si me preocupa, porque suelen aparecer cuando el blog empieza a ganar peso..

    Os invito a que pases por mi blog y hagas una lectura tranquila y opines de mi último post del que posiblemente este más orgullosa por las ideas que transmite y porque me he divertido mucho mientras lo escribía. ..

    Abrazos 😉 mua

    • Paula Guzman dice

      Hola Silvia,
      Nosotras el spam puro y duro lo filtramos directamente con un plugin. El tema del post se refiere más a la moderación de comentarios que puedan ser ofensivos, que estén totalmente fuera de lugar y que no aportan nada a nadie. Ni a nosotras ni a los lectores de este blog.

      Otro tema son las críticas, que te pueden gustar más o menos y que puedan tener detrás a un troll o no. Nos encanta recibir comentarios y opiniones diferentes que puedan enriquecer cualquier tema y, por supuesto, estamos abiertas a las críticas, pero… por los insultos gratuitos no pasamos… Así que, esos comentarios, sí los moderamos.

      Un saludo y nos vemos pronto! :)

  11. dice

    Yo creo que es mejor no moderar, cuando comento en un blog me gusta ver mi comentario al segundo. En cuanto aparece el mensaje de “este mensaje está a la espera de aprobación” no me gusta ya que no sabes cuando te lo van a aprobar, etc.
    Si ves que el comentario es ofensivo, entonces lo borras. A parte, que moderar comentarios consume tiempo al webmaster. En definitiva, no veo ventajas en eso.

    • Paula Guzman dice

      Hola Diego,
      Es una opción totalmente respetable y también válida, por supuesto. Aquí no hay verdades absolutas, más allá de lo que cada uno creamos que es lo más conveniente.

      En nuestro caso, optamos por moderar aunque podemos contar con los dedos de una mano los comentarios que no hemos aprobado y, en cualquier caso, siempre por los motivos que comentamos en el post y que incluyen insultos y ofensas directas.

      Como bien comentas, la opción de borrar el comentario una vez publicado también esta ahí.

      Un saludo y gracias por tu opinión!

  12. dice

    Moderar comentarios, ¡SÍ!

    No creo que nadie tenga que aguantar comentarios con insultos y palabras vejatorias.

    Nuestras páginas son como una cena entre amigos, y yo a cenar invito a los que aportan, critican de forma constructiva y alimentan la conversación.

    Nadie debe aguantar a personas centradas en lo que hacen los demás y que únicamente comentan para hacer daño. Hacéis bien en moderar (yo también lo hago) bastante mal trago se pasa cuando lees algunas de las perlas que una persona que no te conoce te puede dejar.

    Todo esto es parte del juego y estoy con vosotras “a palabras necias, oídos sordos”.

    Un abrazo chicas,
    Maï

    • Paula Guzman dice

      Hola Maï,
      ¿Qué te voy a decir? Que estoy totalmente de acuerdo contigo. Hay cosas que no tenemos por qué aguantar. Si no lo hacemos fuera de Internet, ¿por qué si dentro?

      Por cierto, me encanta la metáfora de la cena entre amigos 😉

      Un abrazo y tenemos una conversación pendiente!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *