Linkbuilding y contenido: más allá del enlace

Contenido y enlaces

Enlaces y contenidos, condenados a entenderse

Desde que Google se ha ido poniendo cada vez más serio con el tema de los enlaces para el posicionamiento, contenido y linkbuilding están condenados a entenderse y a ser un matrimonio de conveniencia en el que no cabe el divorcio. Sí, nos ha ido quedando claro que se acabaron las granjas de enlaces, que se acabaron los enlaces en directorios a diestro y siniestro, y en general los enlaces en footers y blogrolls, y que lo que interesa es conseguir sacar esos enlaces desde el interior de un contenido, pero ojo, tampoco vale cualquier contenido.

Aquí es cuando volvemos a toparnos con aquello de que el contenido es el rey y de que lo que manda es la calidad. De momento, lo de determinar si un contenido es de calidad o no todavía corre más de nuestra cuenta, los pobres humanos, que de Google. Pero también es verdad que Google cada vez toma más nota de nuestras reacciones humanas para, a partir de nuestra reacción ante un determinado contenido, determinar su mayor o menor relevancia: visitas, tiempo de permanencia, viralidad social, etc etc.

Ojo con determinadas prácticas

Igual de cierto es que el gran buscador cada vez se está poniendo más tiquismiquis con ciertas prácticas que, aún envueltas en un “buen” contenido, ya le huelen demasiado a spam, caso del guest blogging orientado al SEO, de lo que recientemente volvía a advertir Matt Cutts.

En cualquier caso y aunque haya prácticas relacionadas con el contenido y el linkbuilding que todavía funcionan y que por ahora no se han visto penalizadas, lo mejor para curarse en salud a largo plazo y ahorrarse futuras sorpresas en forma de animal blanco y negro (¿te suenan el panda y el pingüino? 😉 ) es que, ya que jugamos la baza del contenido, la juguemos lo mejor posible.

A día de hoy, el linkbuilding que ofrece más garantías es aquel que funciona bajo las mismas máximas del marketing de contenidos: creación de contenido interesante para las personas y relacionado con nuestra actividad. Por supuesto, con enlace estratégico incluido, pero como si fuera como quien no quiere la cosa. Naturalidad y coherencia máxima. Hay vida más allá del enlace, que aparentemente tendrá que interpretar el papel de actor secundario (aunque no lo sea).

Los contenidos y los enlaces

¿Parece una obviedad? Sí, quizá en la teoría lo sea, porque ciertamente estamos ya todos medio hartos de escuchar que el contenido es el rey, pero en la práctica resulta que no es tan obvio. Aún abundan los contenidos que claramente solo buscan calzar el enlace a toda costa y de la forma que sea y los blogs que huelen a SEO se miren por dónde se miren. Son esos contenidos escritos en exclusiva para Google, no para las personas. Y, sí, mejor o peor, hay ciertas prácticas que siguen resistiendo. Pero, la pregunta es ¿hasta cuándo? ¿No será mejor que, ya que hacemos el esfuerzo de conseguir ese enlace que nos interesa, al menos nos curemos en salud? Porque “ir pa na… es tontería“. O eso dicen ¿no? 😉

Hay vida más allá del enlace

Sí, el linkbuilding busca lo que busca pero, en serio, hay vida más allá del enlace. Y esa vida cada vez cobra más importancia. Por si te pueden servir de ayuda, aquí van algunos consejos para orientar tus contenidos más allá de los enlaces y sentar las bases de una estrategia más segura a largo plazo:

  • Cuida el enfoque del artículo: busca una buena percha para justificar el artículo y dar la máxima coherencia al texto para cuando llegue el momento de “deslizar” el enlace en cuestión. Sí, hay una pequeña gran diferencia entre colar con calzador y deslizar ¿o no? Y una buena percha, y un enfoque interesante, darán mayores argumentos al enlace.
  • Cubre una necesidad: cualquier persona que busca un contenido en la red básicamente busca cubrir una necesidad concreta (información, formación, entretenimiento). Pregúntate qué tipo de necesidad cubre ese contenido en el que quieres deslizar un enlace.
  • No pienses solo en el enlace, piensa también en el tráfico. Si el contenido es interesante más personas lo leerán y más posibilidades tendrás de que el enlace te lleve tráfico (y no solo fuerza).
  • No te quedes corto de extensión: ojo con los contenidos muy escasos. Al menos 300 palabras. Y nada de copiar.
  • Contextualiza el enlace: esto tiene mucho que ver con lo de deslizar el enlace y no meterlo con calzador. No solo se trata de que enlaces a tu web desde sitios de temática relacionada o idéntica, sino de que el enlace en cuestión esté bien contextualizado con el contenido. Google además tiene en cuenta las frases anteriores o posteriores al link.
  • Evita el tono comercial: además de que a las personas nos echa para atrás porque huele demasiado a publicidad pura y dura, corres el riesgo de que huela también a “enlace pagado” y eso puede ser sinónimo de tarjeta roja.
  • Cuida la “naturalidad” de los anchor text (las palabras a través de las que te enlazan). Incluso es recomendable no intentar controlar absolutamente todo siempre y dejar que te enlacen como quieran para conseguir una mayor naturalidad. Cuida la proporción, no te vayas a por palabras claves puras y duras, mejor frases, y recuerda también distribuir el peso de los enlaces que consigas por todo tu sitio web.
  • Prima más la calidad que la cantidad: mejor centrarse en pocos enlaces pero mejores y desde dentro de contenidos más elaborados que ponerse a mandar artículos pobres y claramente orientados al SEO por los cuatro costados a diestro y siniestro.
  • Cambia el chip: no solo buscas hacer SEO, buscas que ese contenido “guste”. Y recuerda que escribir para personas no es incompatible con escribir para Google. Todo lo contrario. Y ahora menos que nunca.
  • Dale “vida social” sin vergüenza al contenido que te enlaza: te interesa que ese artículo que contiene tu enlace se comparta todo lo posible. Y si es un buen contenido, no te dará vergüenza compartirlo con tu perfiles personales ¿verdad? Ése es un buen filtro para determinar si tu contenido tiene una mínima calidad, porque ¿cuántos artículos orientados completamente al SEO no te has molestado en compartir porque sabes perfectamente que no van a llegar muy lejos y te has conformado con la fuerza que te transmita la página que te enlaza?

¿Cuál es tu opinión? ¿Crees que merece la pena concentrar esfuerzos en hacer buenos contenidos más allá del enlace?

¿Te ha gustado este artículo?

¿Sí? Entonces te recomendamos una cosa...

Regístrate a nuestro blog y recibirás:

Nuestros post sobre Marketing Online directamente en tu buzón de entrada y todas las novedades que vayamos desarrollando desde Enredando por la Red. Somos las primeras que odiamos el spam, así que no tienes que preocuparte. ¡Prometido! Suscribirte solo te llevará unos segundos y estaremos encantadas de darte la bienvenida.

Subscribe to our mailing list

* indicates required Dirección de Email * Nombre Apellidos

O si lo prefieres ...

Nos ayudaría mucho si compartes este artículo.
Los Tweets, Likes y +1s ayudan a que Google tome en serio este artículo y lo posicione... ¿nos echas un cable?? :) Mil gracias por adelantado.

Comentarios

  1. dice

    Estoy de acuerdo con varias opiniones que se han vertido aquí que resumiendo es contenido…. contenido y los enlaces no te preocupes por ellos( aunque nadie lo hacemos) que ya vendrán, esta ultima afirmación no es lo que realmente nos gusta hacer, porque las prisas por posicionar nos pierden a todos los que nos dedicamos ha esto de una forma u otra, pero por mi experiencia si puedo decir que primero el contenido (de calidad) y después todo lo demás. :))

    • Paula Guzman dice

      Hola Domingo,
      sin duda, con un buen contenido todo es mucho más fácil. Lo ideal es que se nos valore y que nos enlacen sin pedirlo (que vayan llegando 😉 ), pero también es verdad que a veces hay que dar un empujoncito a ese contenido 😉 Comparto tu opinión: contenido primero (y luego lo demás)

      Un saludo!

  2. dice

    Hola chicas!!
    Un poco más claro … aunque yo sigo sin saber “meter” bien enlaces… Escribo lo que me gusta, de lo que se y como me sale más … como un “diario” para todos los públicos 😉 por lo que se me olvida esos detalles de enlazar … aunque el pluging del SEO procuro que esté siempre en verde 😉 saludos mil!!

    • Paula Guzman dice

      Jajaja Me ha encantado lo del SEO en verde! Respecto a lo del tema enlaces, más que a lo que tú escribes en tu propio blog, está enfocado a los contenidos que te interesa colocar en blogs o páginas de terceros para un linkbuilding o SEO offpage de calidad. Para eso, se trata de que no mandemos palabras y palabras con algún enlace, sino contenidos que sean válidos e interesantes por sí mismos (sin desmerecer el enlace).

      Ya si eso te lo cuento mejor en Valencia! jajaja

      Un abrazo, Kristina!

  3. dice

    ¡Qué complicado esto del posicionamiento! Hay quien habla (y sigue a pies juntillas) trucos SEO, hay quien apuesta por pasar totalmente de palabras clave y escribir lo que uno quiere.. La verdad que no tengo una opinión clara, supongo que la clave está en el equilibrio…un contenido de calidad, con algunas palabras clave (para que sea interesante y fácilmente reconocible para nuestros lectores), y los links vendrán!
    Enhorabuena por el blog :)

    • dice

      Hola Paula y bienvenida :)
      Nosotras somos de la opinión que el SEO esta muy ligado al contenido y por supuesto a una labor previa de investigación, no se puede desvincular el SEO de una estrategia global de marketing de contenidos. Cada vez más Google tiende a la naturalidad, aunque todavía le queda un trecho.
      Gracias por pasarte por nuestra casa :)

  4. dice

    Van ustedes muy bien, chicas. Este artículo me parece muy interesante, solo que Google está cambiando a una velocidad espantosa en su intento por controlar ellos mismos (me refiero a sus productos e información) las primeras posiciones en su propio buscador en detrimento de bloggers y webmasters que se están gastando en hacerlo todo bien.
    Extraño los tiempos en que Google era simplemente el mejor buscador del mundo. Ahora son un monopolio que nos usa y trabaja para sí mismo sin que muchos aun lo hayan notado.
    El contenido sigue siendo el rey y los enlaces entrantes aun sirven para algo, pero…¿por cuánto tiempo más?
    Gracias por el post.
    Saludos desde USA.

    • dice

      Hola Pedro,
      Cuanta razón tienes, está claro que el monopolio pertenece a Google y nos guste o no todos vamos a morir a él. De momento no nos queda otra que seguir trabajando lo mejor posible, estoy segura que al final tendremos nuestra recompensa si hacemos las cosas bien.
      Gracias por tu comentario y saludos desde Alicante :)

  5. dice

    Hola!! Empiezo respondiendo a la pregunta última: Sí, merece mucho la pena centrarse en el contenido.

    Si conseguimos elaborar contenido de calidad, del bueno, los enlaces llegarán sólos, casi sin darnos cuenta; sólo es cuestión de tiempo.

    A veces nos volvemos locos buscando o metiendo enlaces que al final no nos llevan a ninguna parte, mejor sería centrarnos en producir contenido, que de forma indirecta nos van a traer enlaces como un imán.

    Muchos saludos y gracias por este post!! 😉

    • dice

      Hola Darío,
      suscribo todas y cada una de las palabras de tu comentario, el contenido es el imán de los enlaces.

      A seguir bloggeando con contenidos de calidad.
      Gracias por tus comentarios :)

  6. dice

    Hola Chicas.
    La verdad es que cada vez hay que tener más cosas en cuenta respecto al SEO ya que cada vez son menos las posibilidades que Google ofrece. Así es que, naturalidad 😉

    • dice

      Hola Pablo,
      Viva la naturalidad, si la tendencia de Google cada vez está mas enfocada en la naturalidad, que así sea.
      Tenemos pendiente hacer un post conjunto de analítica, recojo el guante que me tiraste en tu blog (no se me olvida);)
      Gracias por tu comentario Pablo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *