Las etapas de un blog a partir del segundo año

etapasblog

Escarbando entre nuestros post para recopilar información para la guía de blogging para principiantes me encontré con un artículo al que guardo especial cariño y que hablaba sobre las diferentes etapas que solemos atravesar quienes tenemos un blog durante el primer año. Desde entonces ha llovido mucho y las etapas han seguido sucediéndose. Así que, pensé: ¿por qué no retomar el tema de las etapas de un blog y seguir dónde lo dejamos?

Olvídate: segundas partes pueden ser buenas 😉 Si has llegado a superar el segundo año con tu blog, seguramente podrás sentirte identificado con alguna o todas de estas etapas. Si estás en ello, entonces podrás hacerte una idea de lo que está por llegar… 😉

El momento primer post, el momento primer comentario, el momento primer comentario de alguien que no conoces, el momento contando cada visita,… ¿Te acuerdas? ¡Ay, ese primer año de blog! Ha pasado el tiempo y tu blog ha ido evolucionando, pero toda etapa tiene sus momentos… ¿Los vemos? :)

Aquí van algunas de las etapas de un blog a partir del segundo año…

Momento “Operación Bikini”

En nuestro caso, terminamos el primer año de nuestro blog planteándonos que había llegado el momento de hacer ciertos cambios. En su día no quisimos perder mucho tiempo en los tema plantilla y diseño para poder empezar y había cosas de nuestro blog que no nos tenían muy convencidas. Tocaba ponerse con la Operación Bikini. Pasado un año, decidimos cambiar a Génesis y darle un buen lavado de cara al blog. No será el último 😉

Momento “Hacia dónde vamos”

Junto a la Operación Bikini relacionada con el diseño, llegó otro planteamiento relacionado con uno de los objetivos de nuestro blog. Siempre nos ha gustado considerar que este blog es nuestro pequeño gran hobby profesional, y así es, pero un día llega ese momento en que tienes que plantearte de verdad aquello de “¿hacia dónde queremos que vaya esto?”.

En su día quisimos desligar el blog de nuestros servicios profesionales, pero lógicamente el blog se fue convirtiendo en nuestra marca y empezamos a recibir cada vez más preguntas en el blog sobre nuestros servicios de SEO Copywriting y Marketing de Contenidos. Fue por esto que, aprovechando la citada Operación Bikini, decidimos incluir una página de Servicios propiamente dicha. La verdad es que era un poco absurdo no hacerlo. ¿Tú qué crees?

Momento “Gracias, Google”

Al principio, y sobre todo si no trabajas nada el SEO, parece que cuesta y que Google no va a terminar de abrirte nunca el grifo. Pero, oye, resulta que sí. Como ya te contamos, a partir del tercer mes empezó a tenernos en cuenta. Pero esta relación se hizo todavía mucho más estrecha a partir del segundo año. Desde entones las visitas de tráfico orgánico no han dejado de crecer y a estas alturas es nuestra principal fuente de tráfico con diferencia. ¿Y la tuya?

Momento “No me da la vida”

Vale, hablamos de un blog. De un hobby profesional. Se supone que no es para tanto y que lo haces porque quieres. Pero entre lo de hobby y entre lo de profesional, ¿a veces no sientes que no te da la vida? A mí me ha pasado un par de veces, bueno quizá tres… O cuatro… Bueno… algunas veces 😉 Ay, esos momentos de agobio que siempre aparecen pero que al final se superan…

etapasblogger

 

Momento “¿Nos tomamos un descanso?”

Al hilo del momento “no me da la vida”, llega ese otro momento en el que te tienes que plantear… ¿Nos tomamos un descanso? En nuestro caso, no llegamos a tomarnos un descanso propiamente dicho porque nunca hemos dejado de publicar ni una semana, pero lo que sí hicimos fue ajustar la frecuencia de publicación para poder cumplir y llegar a todo.

Durante el primer año, publicábamos religiosamente tres veces a la semana, incluso en verano y fiestas de guardar, sin fallar ni un solo día. A partir del segundo año, vimos complicado mantener este mismo ritmo sin sacrificar la calidad en los artículos que queríamos mantener, así que decidimos empezar a publicar una vez por semana. Los miércoles sin falta. Y en eso estamos.

Mejor ajustar la frecuencia y publicar menos que llegar a enfrentarte demasiadas veces al momento “no me da la vida” y acabar cogiéndole manía al blog porque te “roba” mucho tiempo. ¿No crees? :)

Momento “Asignaturas pendientes”

El momento “asignaturas pendientes” en materia de blogging es como el Día de la Marmota. Que si tengo que actualizar esto, que si a ver si cambio aquello,…

Siempre, siempre, siempre hay algo más por hacer o algo que cambiar. ¿Te suena?

Momento “¿Qué estoy haciendo mal?”

Luego está ese otro momento en que crees que tu blog se ha ido estancando. Recibes menos comentarios, ese post que tanto te has currado pasa casi desapercibido, durante un par de meses las visitas parece que se han estancado,… ¿Qué está pasando?

Entonces, inevitablemente, te preguntas aquello de ¿qué estoy haciendo mal? Sin duda, todo siempre se puede mejorar, pero más vale no obsesionarse. Son rachas.

Momento “Gracias, blog”

Pero luego está ese otro momento en que te das cuenta de que tu blog te está acompañando de la mano en tus objetivos profesionales. Has sembrado y empiezas a recoger.

Sin lugar a dudas, este blog es nuestra principal plataforma profesional y a estas alturas es nuestra principal fuente de ingresos (indirecta). Es entonces cuando piensas en ese día que empezaste, en el primer artículo que escribiste y te parece mentira que haya llegado este momento. ¡Gracias, blog!

Momento “Y vuelta a empezar”

La realidad es que esto no termina nunca… El segundo año es solo una parte más del camino. Hay etapas que vuelven a repetirse, aparecen otras nuevas,… Seguro que ya habías oído eso de que esto del blogging no es un maratón sino una carrera de fondo, ¿verdad? Pues eso, que la carrera continúa y no se puede bajar la guardia…

Ahora, por ejemplo, cuando vamos camino de cumplir nuestro tercer año de blog, nosotras ya nos estamos volviendo a plantear otra nueva Operación Bikini,…. Así que, ¡y vuelta a empezar!

¿Te has sentido identificad@ con estas etapas de un blog? ¿Compartes con nosotras algún otro “momento blogging”? 😉

¿Te ha gustado este artículo?

¿Sí? Entonces te recomendamos una cosa...

Regístrate a nuestro blog y recibirás:

Nuestros post sobre Marketing Online directamente en tu buzón de entrada y todas las novedades que vayamos desarrollando desde Enredando por la Red. Somos las primeras que odiamos el spam, así que no tienes que preocuparte. ¡Prometido! Suscribirte solo te llevará unos segundos y estaremos encantadas de darte la bienvenida.

Subscribe to our mailing list

* indicates required Dirección de Email * Nombre Apellidos

O si lo prefieres ...

Nos ayudaría mucho si compartes este artículo.
Los Tweets, Likes y +1s ayudan a que Google tome en serio este artículo y lo posicione... ¿nos echas un cable?? :) Mil gracias por adelantado.

Comentarios

  1. dice

    Me ha gustado el tono que has usado muy cercano y simpático. Yo llevo 9 meses con mi blog es de tecnología, móviles, juegos, noticias y emuladores. Bueno hago SEO y todo eso y poco a poco se va notando pero muy muy lentamente. Leer post como estos me animan, porque siempre leo que es una carrera de fondo. Bueno un saludo y gracias, felicidades por tu Blog¡

    • Paula Guzman dice

      Muchas gracias por pasarte por aquí :)
      Ánimo, que poco a poco todo llega, con constancia, regularidad y buen contenido

      Me alegro de que te haya gustado el post, porque es real como la vida misma

      Un saludo!

  2. dice

    Me parto!!! cuando parece que estas sola en este universo enredado y…resulta que no!!
    me encanta, has descrito mis ultimos 16 meses como si fuera yo!! jajaja
    enhorabuena

    • Paula Guzman dice

      Jajaja Muchas gracias, Susana!
      No, no estamos solos! 😉 Cuando hace un tiempo escribí la primera parte de este post, me di todavía más cuenta de ello, así que por eso me animé a darle continuidad al tema, porque el camino no se acaba nunca y siempre se va aprendiendo algo nuevo.. ¡Y tanto que sí! Esto es toda una experiencia, con sus más y sus menos, sus alegrías y sus momentos de agobios y caos!

      Un saludo y gracias por tu comentario! :))

  3. dice

    Estas fases estan descritas con creatividad y humor.
    Como debe de ser.

    ¿Durante el primer año tres post a la semana?
    Guauuu.

    Da igual que seáis dos, es un pedazo de compromiso.

    Quizás para reflejar la experiencia de otras personas, yo le añadiría la etapa de la flojera en la que la frecuencia de publicación se reduce un poco.

    Y dentro de la flojera existen dos tipos.
    La física en plan ya voy perdiendo fuelle y energia. Que puede terminar en anemia para el blog

    Y la psicológica.
    Bajo intensidad, reoriento mis ideas y objetivos del blog.

    Y vuelvo con renovadas energías.

    Y si la menciono es porque me visto en ella estos últimos meses jajaja.
    Saludos!!

    • Paula Guzman dice

      Hola Jorge,

      Y tanto que esa flojera o ese bajón es una etapa y de las durillas. Creo recordar que esa fase la incluí en el post sobre las etapas del primer año. Pero, en cualquier caso, coincido totalmente. A nosotras en esa etapa en concreto (como en otras), sinceramente nos volvió a ayudar mucho el hecho de ser dos, porque la flojera afortunadamente no nos pasó factura al mismo tiempo jejeje

      Lo importante es lo que comentas de volver con renovadas energías y creo que también la clave está luego en intentar dosificar esas energías para poder seguir aguantando el ritmo y no volver a perder fuelle por el camino.

      Un saludo y muchas gracias por comentar tu experiencia! :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *