¿Estás pensando en monetizar un blog?

Consejos de Franck Scipion para monetizar un blog

Seguro que alguna vez lo has pensado: ¿no sería genial ganarte la vida con tu blog? Y, ahora admítelo, ¿cuál es la primera opción en la que has pensado? ¿Anuncios de Adsense, productos de afiliación? Pero no vamos a engañarnos ¿verdad? Una cosa es conseguir unos ingresillos extra y otra muy distinta obtener ingresos suficientes como para que realmente tu blog se convierta en tu medio de vida.

De todo esto fue de lo que habló Franck Scipion durante su intervención en el congreso Internet 3.0 en Alicante. Seguramente ya le conozcas: autor del blog Ingresos al Cuadrado, Franck Scipion es de los que ha conseguido vivir de su blog, vivir incluso más que bien y que cuando trabajaba por cuenta ajena, así que aquí te ofrecemos unas pinceladas de lo contó hace unos días en Alicante y que quizá te puedan servir de ayuda si estás en esa fase en la que estás pensando cómo obtener rentabilidad de tu propio blog.

¿Qué puedo hacer para generar ingresos con un blog?

Antes de nada, tres cosas que deberías (deberíamos) tener muy claras desde el mismo principio para ajustar las expectativas y no llevarnos luego las manos a la cabeza:

  1. Internet no es magia ni hay soluciones universales.
  2. El blogging no es una ciencia exacta, es un proceso duro y lento, y es por esto que muchos blogs se quedan abandonados por el camino
  3. Si quieres ganar dinero con un blog, el planteamiento no debería ser el de crear un blog sino que tienes que crear un negocio: debes fijarte objetivos, dedicarle esfuerzos y comprometerte.

Y. ahora sí, aquí van las claves de Frank Scipion. No hay magia y no es fácil, pero sí tienes las cosas claras ya tienes avanzado un buen trecho.

Un negocio es algo que soluciona problemas

Adsense, publicidad, afiliación,… Es el primer recurso, pero constituyen el espejismo de la monetización de un blog. El blog por sí mismo es muy complicado que se convierta en tu fuente de ingresos, para conseguirlo deberás llevarlo a otro nivel y convertirlo en un negocio. Y un negocio es algo que básicamente soluciona algún tipo de problema. Las 3 Ps: Personas, Problemas y Productos, están en la génesis de todo negocio.

¿Cuál es el mejor nicho para posicionarme?

No hay nichos mejores, ni peores. La clave está en cuál es el nicho más adecuado para ti. De poco te va a servir intentar posicionarte en un nicho simplemente porque crees o te han dicho que tiene menos competencia y, por tanto, más posibilidades para que puedas explotarlo si no sabes absolutamente nada de ese nicho. Busca un nicho que controles, piensa en la utilidad que le puedes dar a tu blog, ten claro que debes saber de lo que hablas y que, además, debería gustarte, porque si no es muy fácil que puedas abandonar a las primeras de cambio.

Piensa en atraer lectores, no visitas

Puedes tener 10.000 visitas al día, pero de nada te servirán si no son visitas cualificadas y recurrentes. Un lector es el que vuelve a tu blog porque está interesado realmente en lo que en él compartes y que, por tanto, puede estar interesado en lo que, en una siguiente fase, vayas a vender. Lo demás son solo números. Visitas que te llegan hoy, pero que no tienen porqué volver mañana y mucho menos pasado mañana.

Construye una audiencia afín y no vendas desde el minuto 1

Ya sean servicios o productos, no te empeñes en utilizar tu blog para vender desde el minuto 1. Concentra tus esfuerzos en construir tu propia audiencia, una audiencia afín con tu nicho, y cultiva las relaciones, tanto dentro como fuera de tu blog. Esto te permitirá en una siguiente fase vender no cualquier cosa sino lo que tu audiencia realmente necesita y estaría dispuesta a comprar.

Los 4 pre-requisitos de la venta

  • Cuida la relevancia de tus contenidos, de lo que compartes con tu audiencia.
  • Demuestra tu autoridad en tu nicho.
  • Gánate la confianza de quienes quieres que se conviertan primero en lectores y quizá mañana en clientes.
  • Trabaja tu simpatía, implícate como persona en tu blog, da la cara para poder conectar.como monetizar un blog

¡Vende algo!

No te quedes atrapado en el modelo de que todo es gratis en Internet: ¡vende algo! Y Frank insiste: la publicidad es la peor forma de monetizar un blog. El blog por sí mismo no genera dinero, no es una herramienta transaccional, pero sí funciona como imán para atraer a personas que pueden estar realmente interesadas en lo que tú puedes, más adelante, vender.

Piensa: has construido tu audiencia, ¿qué es lo que le interesaría comprar a esa audiencia que ya conoces y que te has dedicado a mimar y cultivar? No empieces la casa por el tejado, no hay atajos: nunca intentes vender antes de haber atraído a las personas correctas y de haberlas “seducido” a través del contenido que compartes, nunca dejes de ser generoso al compartir tus conocimientos y no descuides los detalles con tus suscriptores. Te han dado su email y eso es algo muy valioso: cuídalos, porque cuando te pongas a vender una parte de ellos son los que se convertirán en tus primeros clientes y la recompensa hará que hayan merecido todos los esfuerzos anteriores.

¿Qué vendo?

Seguramente, a través de tu toda tu experiencia, has adquirido habilidades que tienen un precio en el mercado. Además, las has demostrado a través de tu blog. Ahora bien, ha llegado el momento, tienes una audiencia consistente: ¿qué vendes? Piensa en cómo puedes obtener rentabilidad de esas habilidades: ¿quizá un libro electrónico, consultorías online, cursos más avanzados,…?

Una última pincelada de Franck: hay vida más allá del dinero, ser blogger puede darte muchas otras satisfacciones.

Y ahora te toca a ti: ¿has probado ya a monetizar tu blog? ¿Crees que existen los atajos?

¿Te ha gustado este artículo?

¿Sí? Entonces te recomendamos una cosa...

Regístrate a nuestro blog y recibirás:

Nuestros post sobre Marketing Online directamente en tu buzón de entrada y todas las novedades que vayamos desarrollando desde Enredando por la Red. Somos las primeras que odiamos el spam, así que no tienes que preocuparte. ¡Prometido! Suscribirte solo te llevará unos segundos y estaremos encantadas de darte la bienvenida.

Subscribe to our mailing list

* indicates required Dirección de Email * Nombre Apellidos

O si lo prefieres ...

Nos ayudaría mucho si compartes este artículo.
Los Tweets, Likes y +1s ayudan a que Google tome en serio este artículo y lo posicione... ¿nos echas un cable?? :) Mil gracias por adelantado.

Comentarios

  1. dice

    Gracias por el resumen de la ponencia!

    Estoy con Deivid… Hay dos formas de monetizar un blog: la rápida y la lenta.

    La rápida será aprovechando una oportunidad del momento, pero al igual que viene (y te deje los beneficios que sean), se irá.
    La lenta requiere de una dedicación constante y de ir construyendo poco a poco una comunidad que confíe en ti. Una vez lo consigas (que no es moco de pavo y muuuchos seguro que caen por el camino) tendrás más opciones de ir monetizando a través de las distintas oportunidades que vayas viendo (afiliaciones, ventas de ebooks, publicidad directa, etc…).

    Lo bueno de esto, al igual que otros temas como el SEO y demás, es que no hay una fórmula definitiva, sino que depende de la creatividad de cada uno para usar los medios que tenemos a nuestra disposición (los cuales habéis comentado muy bien) y otros que incluso aún no se han inventado.

    Lo que está claro es una cosa, de una forma u otra nadie regala nada y habrá que trabajar duro para ello.

    Saludoos!! ;-)

    • Paula Guzman dice

      Gracias Javi :)

      Al final de lo que se trata es de que se nos meta bien en la cabeza que Internet (y un blog) es una herramienta muy poderosa, pero eso, una herramienta y no un milagro. Nadie regala nada, ni dentro ni fuera de Internet, y los objetivos hay que trabajarlos con esfuerzo. Lo demás, si existe, son excepciones muy contadas, no la regla.

      Como bien dijo Franck, ni hay magia ni soluciones universales.

      Saludos! :)

  2. dice

    Me pareció muy interesante y formativa la charla de Franck.
    Puedes elegir muchas maneras de “atajar” en este proceso, pero sea cual sea, a largo plazo tendrá unas consecuencias malas.
    Vale la pena lento pero seguro ;-)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *