El ranking de los principales errores con las redes sociales

pecados capitales en las redes sociales

Los 5 pecados capitales de las empresas al entrar en redes sociales

A día de hoy parece que ya vamos estando de vuelta en cuanto a redes sociales se refiere. Convivimos con ellas, forman parte de nuestro día a día y hemos aprendido a utilizarlas (o eso nos creemos) y a seleccionar en función de lo que nos aportan (o no nos aportan) cada una de ellas. Sin embargo, hay una serie de errores que se repiten con frecuencia por parte de muchos negocios al entrar en el mundo, que no milagro, del Social Media.

¿Hacemos un repaso por las principales “cagadas” que no por tópicas son menos ciertas en materia de empresas y redes sociales? Pues vamos allá con el ranking de pecados capitales ;).

1.-Creer que las redes sociales obran milagros

En nuestra opinión éste es el error más frecuente, a la par que grave, porque nace en la misma base, fuera del universo online. Si tu producto no merece la pena, si tu sitio web es un desastre, si no has conseguido posicionarte para que te encuentren y si tu servicio de atención al cliente es una porquería, recapacita: quizá (seguramente) hay mucho trabajo que tendrías que hacer antes de entrar en las redes sociales y pensar que van a obrar el milagro de que empieces a vender, así sin más.

Vale, puede parecer una obviedad: esto es algo que todo el mundo sabe. Pues sí, pero no: en la práctica, metidos en faena, es un error más frecuente de lo que cualquiera podría pensar. Muchas empresas entran en las redes sociales porque “hay que estar”, porque “todo el mundo está”, pero si no estás preparado, si aún hay muchas cosas de tu producto y de tus servicios que necesitas pulir, mejor no estar. Lo primero es lo primero.

Las redes sociales no son sino la extensión de tu negocio, de tu manera de tratar a tus clientes o potenciales clientes, de tu forma de cuidar los detalles, de tu capacidad para reaccionar ante un problema… La extensión, no un milagro ni la panacea universal.

las redes sociales no obran milagros

2.- Obsesionarse con los “fans” y “followers”

Éste error quizá es menos grave, a nivel consecuencias, pero es tan frecuente como el anterior. Seguro que a muchos el tema les resulta familiar ;): con todos ustedes, en el número dos del ranking de los principales errores en Social Media tenemos a… ¡la obsesión por los “fans” o “followers”!

Los seguidores siempre parecen pocos… “Quiero llegar a 1.000 fans en mi página de Facebook”. Y cuando llegas, quieres más y luego más. Lo mismo en Twitter y en cualquier otra red social. Parece que al final todo gira en torno a las cifras de seguidores. Y aquí es cuando pega decir aquello (muy cierto) de que “más vale calidad que cantidad”.

¿De qué te sirve tener 3.500 “fans” en tu página de Facebook si realmente no interactúan y la mayor parte no entran dentro del espectro de tu público objetivo? De lo que se trata en Social Media no es de vender directamente ni de acumular “fans” sino de crear comunidad, así que más vale tener un puñado de seguidores afines y cualificados que realmente estén interesados en lo que haces y cómo lo haces que una legión de “followers zombies” que no te aportarán nada de nada.

fenomeno fan

3.-Estar por estar

“Mi negocio tiene que estar en las redes sociales, porque todo el mundo está”. Vale, ya estás, tienes tu página de fans en Facebook, una cuenta en Twitter, incluso te has liado la manta a la cabeza y has abierto un blog… ¿Y ahora qué?

Estar en las redes sociales no significa ponerse a abrir perfiles y páginas a lo loco; si estás en las redes sociales, es para estar. Para interactuar, para mantenerte a la escucha de lo que dice, interesa y necesita tu comunidad, para reaccionar, analizar, monitorizar,… Sí, requiere tiempo, esfuerzo y/o dinero, pero si no estás dispuesto a ESTAR con todo lo que ello representa mejor que no estés, porque puede ser totalmente contraproducente.

4.- Centrarse en el “autobombo”

Lo de “he venido a hablar de mi libro” no vale para las redes sociales. Y éste es otro de los pecados capitales que se cometen en Social Media. No acaba de calar (en la práctica) que las redes sociales no están para vender directamente y que su valor está en que no deben reducirse a un canal publicitario o promocional más.

Las redes sociales están para interactuar; para decir lo bueno que eres, tú y lo que vendes, ya tienes tu sitio web. Si te limitas a hablar “de tu libro” en las redes sociales ten por seguro que los seguidores que hayas conseguido huirán espantados y de aburrimiento.

Las redes sociales son un espacio para compartir y dialogar y las promociones puras y duras resultan muy intrusivas. Crea valor, aporta contenido relacionado con tu actividad que a tu comunidad le pueda interesar, entretener o resultar de utilidad. No hay otra fórmula.

yo soy

5.- No admitir las críticas

Vale, entrar en redes sociales implica un riesgo: te expones a las quejas y críticas en público. Y es un riesgo que todavía hoy muchas empresas no están dispuestas a asumir, sin ver la otra cara de la moneda: que las redes sociales son un gran herramienta para poder sondear y monitorizar lo que se dice de nosotros y nuestros negocios y reaccionar en consecuencia. Que no estés en las redes sociales no quiere decir que igualmente no te vayan a caer quejas o críticas pero, si estás, al menos lo puedes saber y tienes la posibilidad de actuar para reconducir la situación.

Eso sí, aceptar las críticas forma parte del juego: deja que tu comunidad se exprese e interactúe, no censures, no borres comentarios porque creas que te perjudican o que no te dejan en buen lugar. Escucha, toma nota de las quejas, investiga si están fundadas y reacciona con buena disposición.

Por errores en redes sociales los hay, y muchos, pero estos creemos que son los cinco pecados capitales, así que de momento hasta aquí hemos llegado. Y tú ¿como lo ves? ¿Qué otros añadirías al ranking?

¿Te ha gustado este artículo?

¿Sí? Entonces te recomendamos una cosa...

Regístrate a nuestro blog y recibirás:

Nuestros post sobre Marketing Online directamente en tu buzón de entrada y todas las novedades que vayamos desarrollando desde Enredando por la Red. Somos las primeras que odiamos el spam, así que no tienes que preocuparte. ¡Prometido! Suscribirte solo te llevará unos segundos y estaremos encantadas de darte la bienvenida.

Subscribe to our mailing list

* indicates required Dirección de Email * Nombre Apellidos

O si lo prefieres ...

Nos ayudaría mucho si compartes este artículo.
Los Tweets, Likes y +1s ayudan a que Google tome en serio este artículo y lo posicione... ¿nos echas un cable?? :) Mil gracias por adelantado.

Comentarios

  1. fabian dice

    Gracias, uno cae a veces en estos errores, pero siempre es bueno que alguien se los haga notar, gracias por el aporte.

    • dice

      Gracias Fabian por tu comentario.
      Siempre se nos pasan pequeños errores o los tenemos tan asimilados que pensamos que no lo son, hacer un pequeño repaso de vez en cuando siempre viene bien.
      Un saludo

  2. dice

    Me siento tan identificado con este artículo =O jajaja.. Soy nuevo en las redes sociales y con el blog también.. Espero no comerme los “5 errores” con mortadela.. Aunque pensado un poco en ello, y “justificando” quizás el porque de esos errores.. La respuesta puede ser: El tiempo!! Pero si nos administramos bien no tiene porque influir.. Y mi ejemplo es “Alex Navarro”.. El señor menos tiempo que nadie tiene y sin embargo puede con blogs (que ni el mismo sabe en cuantos participa), redes sociales y demás proyectos!!!

    En fin, desarme suerte =S jeje..

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *