Cómo mejorar las fichas de producto de un ecommerce

fichasproductoecommerce

Los productos que vendes en tu tienda online son buenos y tienen demanda. Pero, llegado el momento, tus fichas de producto no convierten. ¿Qué pasa entonces? ¿Será quizá que no estás atinando en la forma de vender tus productos? ¿Será que necesitas afinar con tus mensajes y con la persuasión de tus argumentos para llegar a quien te interesa?

De todo eso, de cómo mejorar las fichas de producto de un ecommerce para vender más y mejor, fue de lo que tuve la oportunidad de hablar en la última edición del iDay y de lo que hoy me gustaría también hablar contigo. ¿Todavía no conoces el iDay? ¡Te lo presento pero ya!

El iDay es un evento de Marketing Online totalmente gratuito que se celebra periódicamente en Alicante y que te recomiendo que sigas muy de cerca para no perderte sus próximas ediciones, ya sea presencialmente o por streaming.  Y hablando de eventos… ¡El World Quondos Record 2016 está ya a la vuelta de la esquina. ¿Aún no te has apuntado? :)

Copywriting para fichas de producto: Vende más y mejor

Eso será en unos días y seguro que dará mucho que hablar. Pero, de momento, por si te lo perdiste o por si quieres refrescar ideas, aquí te dejo un pequeño resumen de mi intervención en el iDay que quizá te sirva para mejorar tus fichas de producto o para plantearte en qué puedes estar fallando. ¿Vamos allá?

En este post te quiero hablar de por qué deberías trabajar a fondo las fichas de producto de tu tienda online, de los errores frecuentes que se suelen cometer y que deberías evitar, de por dónde empezar para crear un argumento sólido y persuasivo y de los ingredientes necesarios para apuntalar ese argumento y allanar el camino hacia la conversión.

Por qué deberías cuidar tus fichas de producto

Lo que quieres es vender, ¿no? Dicho esto, no te servirá de nada tener un buen producto y tener un buen posicionamiento en los buscadores, si luego no logras persuadir a tus potenciales clientes para que compren.

Una buena ficha de producto es lo que puede marcar la diferencia entre ganar un cliente para toda la vida o que nos olviden para siempre

¿Por qué? Porque una buena ficha de producto nos puede ayudar a:

  • Conectar y diferenciarnos
  • Vencer resistencias
  • Ganar puntos para el SEO

Ejemplos: Érase una vez una naranja…

Vamos a ponernos en situación. Imagina que eres un gran consumidor de zumo de naranja, valoras la calidad y estás buscando algún sitio que te genere confianza para comprar online tus naranjas y que te lleguen a casa. Tienes tus dudas y algunas resistencias. No tienes ninguna referencia de partida y te encomiendas a ese que lo sabe todo o casi todo: el señor Google… “Comprar naranjas online”. Aterrizas en los resultados de búsqueda y empiezas a investigar.

Imagina que te encuentras una ficha de producto como esta, que apenas incluye una pobre descripción. ¡Ni siquiera te resuelve la duda de si esas naranjas son adecuadas para zumo, que es lo que necesitas!

fichanaranja

No, no te convence nada de nada. Fuera… A seguir buscando.

Entonces aterrizas en esta otra ficha de producto. Esto ya es otra cosa. Te aporta más información y te genera algo más de confianza.

fichanaranja2.jpg

Pero… te falta algo. Vas a intentar encontrar algo que te convenza más. En todo caso, si no hay suerte, volverás. Pero, de momento, ya te has marchado.

Sigues investigando. Y encuentras esta otra ficha. Tus resistencias ya prácticamente se han volatilizado… y compras. Al menos, vas a darle una oportunidad. Si la experiencia es tan buena como promete, entontes volverás una y otra vez.

fichanaranja3

Errores frecuentes en las fichas de producto

Caer en los siguientes errores es bastante común. ¿Te resulta familiar alguno de ellos? 😉

  • Incluir exclusivamente características físicas o técnicas
  • Reproducir la descripción del proveedor: además de insuficiente para tus potenciales clientes, mucho ojo… ¡Contenido duplicado a la vista y flaco favor para tu posicionamiento en buscadores! Piensa que esa misma información puede estar reproducida en otras 800 tiendas online.
  • Olvidar a quién nos dirigimos y no responder a necesidades, dudas y motivaciones
  • Pensar solo en productos en lugar de en contextos y soluciones

El punto de partida: Los deberes previos

El objetivo es construir un argumento de venta persuasivo y para eso previamente debes:

  • Conoce tu marca: ¿Cuál es la personalidad de tu marca? ¿Qué tono y lenguaje vas a emplear?
  • Conoce a tu cliente: a quién quieres llegar, qué necesidades tiene, qué necesita saber, que dudas tiene
  • Conoce tu producto: qué soluciona lo que vendes, qué beneficios y ventajas aporta, por qué alguien querría comprarlo y por qué querría comprártelo a ti y no a tu competencia.

Un buen argumento debe ser emocional pero también debe ser creíble

Ingredientes de un buen argumento de venta

Ahora que ya nos hemos puesto en situación. Ahora que ya sabemos cuáles son esos errores que no debemos cometer y que ya hemos hecho los deberes previos, toca ponerse manos a la obra con ese argumento que nos ayudará a vender más y mejor. Estos son los ingredientes que no deberían faltar en la receta para persuadir a tus potenciales clientes:

  • Descripción y características: las características y descripciones físicas o técnicas son necesarias para dotar de credibilidad al argumento. No deben faltar pero por sí solas resultan insuficientes.
  • Ventajas y beneficios: conoces tu producto y conoces quién es tu cliente. Qué cualidades tiene tu producto, que problemas soluciona o qué necesidades cubre, cómo es la experiencia de uso,… Apela a las ventajas y a las motivaciones de tus usuarios.
  • Información relevante: no te olvides de incluir o recordar esa información relevante que tu potencial cliente necesita saber. Por ejemplo: cuándo le llegará el pedido, si hay gastos de envío, cómo puede pagar, etc.
  • Consejos y recomendaciones: toda la información extra que pueda aportar valor te ayudará a terminar de convencer a tus potenciales clientes. Instrucciones, consejos de uso, recomendaciones, sugerencias, etc.
  • Chispa y empatía: recuerda siempre ponerte en la piel de tus potenciales clientes y “conversa” con ellos de forma que puedan conectar con la personalidad de tu marca. No te limites a “hablar” como uno más.

Bonus track: ¿Y si tengo miles de productos?

La pregunta del millón. Una de las preguntas que más se suelen hacer y que también salió a relucir en el último iDay. ¿Qué pasa si tengo miles de productos y no tengo tiempo ni presupuesto para poder trabajar a fondo las fichas de cada uno de ellos?

Como siempre, la respuesta más honesta es… depende. Pero, por si te puede ayudar, comparto contigo mi recomendación:

  • Roma no se construyó en un día, pero al menos empieza… Lo peor es no hacer nada.
  • Empieza por aquellos productos que más te interese optimizar, porque son tus productos estrella, porque son productos de temporada, etc.
  • Selecciona los productos que más te interesan estratégicamente de cada categoría.
  • Mide, valora los resultados y si funciona, ya sabes… Lo que quieres es vender, ¿no? 😉

¿Cuál es tu experiencia con las fichas de producto? ¿Crees que merece la pena trabajarlas a fondo?

¿Te ha gustado este artículo?

¿Sí? Entonces te recomendamos una cosa...

Regístrate a nuestro blog y recibirás:

Nuestros post sobre Marketing Online directamente en tu buzón de entrada y todas las novedades que vayamos desarrollando desde Enredando por la Red. Somos las primeras que odiamos el spam, así que no tienes que preocuparte. ¡Prometido! Suscribirte solo te llevará unos segundos y estaremos encantadas de darte la bienvenida.

Subscribe to our mailing list

* indicates required Dirección de Email * Nombre Apellidos

O si lo prefieres ...

Nos ayudaría mucho si compartes este artículo.
Los Tweets, Likes y +1s ayudan a que Google tome en serio este artículo y lo posicione... ¿nos echas un cable?? :) Mil gracias por adelantado.

Comentarios

  1. dice

    Muchas gracias por la aportación de conocimiento, me ha gustado mucho. La pena fue que me enteré del evento cuando ya ha terminado.
    Pero aún así me he suscrito a vuestra red, porque creo que el saber no ocupa lugar y me interesa mucho estos temas, aunque por el momento no estoy preparada para montar una tienda online
    Pero sí tengo varios blogs y a cada cual, peor estructurado.
    Mis problemas de salud no me permiten ir al ritmo que me gustaría, pero pasito a pasito voy a ir avanzando,

    Saludos,
    Carmen

    • Paula Guzman dice

      Hola Carmen,
      ¡Bienvenida!Encantadas si podemos servirte de ayuda. En nuestro blog también podrás encontrar muchos post que te pueden ayudar con el tema del blogging. Como bien dices, el saber no ocupa lugar :)

      Espero que tus problemas de salud se solucionen pronto!
      Mucho ánimo y un abrazo!

  2. dice

    ¡Saludos Paula!

    Encantado de visitar por primera vez vuestro blog.

    Desde luego, las fichas de producto son unas de las páginas más maltratadas y más incomprendidas por muchas empresas que se preguntan porqué no venden.

    Esto no es solamente por la falta de información, que en muchos casos es más que evidente, sino también por cómo están redactadas. Por supuesto que a lo único que invitan es a pirarte cuanto antes de allí.

    Me encanta esa “ruta” de 5 puntos que propones para redactar una ficha de producto con gancho. Al fin y al cabo, es casi casi como una landing page y como tal habría que tratarla.

    Enhorabuena por vuestro blog chicas. Espero pasarme muuchos más días por aquí 😉

    • Paula Guzman dice

      Hola Roberto,
      ¡Bienvenido y esperamos verte más veces por aquí! :)

      Efectivamente, como bien comentas, la clave es considerar una ficha de producto como una landing page y tratarla como tal a todos los niveles: información, diseño, redacción, empatía, llamadas a la acción, etc.

      Muchas gracias por tu comentario! Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *