Cómo estructurar un post sin irte del mensaje

Estructurar un post

Escribir sin perder de vista la idea principal

Empiezas contando la anécdota que te ocurrió ayer y acabas hablando de lo bien que te lo pasaste en Mallorca el verano pasado. Y lo mismo cuando te pones a escribir un artículo: sabes por dónde empiezas pero nunca por dónde vas a acabar. ¿Te suena? No tengo la fórmula mágica contra el arte de divagar ni tampoco la receta del post perfecto, pero lo que sí puedo hacer es compartir contigo cómo me organizo yo a la hora de plantarme delante de una página en blanco y estructurar un post.

En realidad no se trata de un plan muy elaborado sino de unos pasos sencillos (pero que en la práctica a veces podemos pasar por alto), que me ayudan a estructurar  cada post y lo que quiero contar sin irme del mensaje. Repito, no quiero decir ni mucho menos que sea la única ni la mejor manera de enfocar el tema de escribir un post, pero es la que a mí me funciona. Bueno, no divaguemos más y vamos a ello 😉

¿Qué es lo que quieres contar?

Ya sabes de qué vas a escribir, así que no te compliques y cíñete a la idea que te ha venido a la cabeza y que ha dado lugar a que vayas a escribir ese post. A menudo mentalmente creemos que tenemos muy claro lo que queremos contar pero a la hora de ponernos delante del ordenador empezamos a complicarnos y a encadenar mil ideas, corriendo el riesgo de que al final el mensaje principal se nos vaya de las manos. ¿Qué es lo que quieres contar? ¿Qué es lo que quieres que tus lectores saquen en claro de tu post? No lo pierdas nunca de vista.

Comienza por el titular

Empieza por escribir el titular. Te ayudará a tener mucho más presente el enfoque de ese mensaje principal que es la esencia de tu post. Comienza por escribir esas pocas (pero importantes) palabras que deben resumir y dejar bien claro ya desde el mismo principio de lo que vas a hablar. Ya sea un título optimizado para el SEO (ajustado a cómo buscaría la gente la información que vas a ofrecer) o un título más original y creativo, empieza por ahí y cíñete a él.

Del mismo modo, el primer párrafo también es fundamental para reforzar tu enfoque, empezar con buen pie y estructurar tu post. Afina y explica, de la forma más sencilla y amena posible, qué es lo que va a poder sacar en claro esa persona que pretendes que te siga leyendo.

Un primer párrafo que en unas líneas responda fielmente a lo que vas a desarrollar es tu mejor baza para convencer a alguien de que merece la pena seguir leyendo y mantenerlo en tu página. Ahí fuera hay mucho por leer y poco tiempo; piensa en todas las veces que tú has abandonado un sitio web porque ya de primeras no te ha quedado nada claro qué es lo que te va a poder aportar ese artículo en cuestión.

Haz un esquema de las ideas que van a apoyar tu mensaje

Puede ser un esquema mental, en la misma página del post (a modo listado o subtítulos) o puedes tirar de lápiz y libreta (yo prefiero esto último), pero hacerlo te ayudará a estructurar tu post mucho mejor y a no irte por las ramas. Enumera las tres o cuatro ideas secundarias que quieres desarrollar sin olvidar que deben complementar y apoyar la idea principal.

Puede parecer una obviedad, pero una vez metidos en faena es muy fácil que de una idea pasemos a otra y que al final no sepamos ni por dónde cortar, así que tener claro de antemano un pequeño guión ayuda y mucho a estructurar un post.

Escribe un post

Sólo una idea principal por post

A todos nos ha pasado alguna vez: empezamos a escribir y, a medida que vamos desarrollando lo que queremos contar, de pronto llegamos a un punto en el que ya no sabemos por dónde cortar y poner el punto y final. Hay nuevas ideas que, una vez metido en faena, te han ido surgiendo por el camino y que no quieres dejar fuera porque crees que son interesantes. ¿Esas ideas, o al menos una de ellas, tienen entidad por sí mismas? En ese caso, ¿por qué “quemarlas” y tocarlas por encima cuando perfectamente puedes desarrollarlas en otro/s post?

Intenta que cada post se limite a una idea principal, apoyada por otras secundarias o complementarias. Si por el camino te surge una nueva idea que crees que tiene el peso suficiente resérvala. Ya tienes tu próximo post. Y, al mismo tiempo, evitas que el actual se te vaya de las manos.

Como habrás podido comprobar si has llegado hasta aquí, no he aportado ninguna fórmula mágica, pero espero al menos haberte ayudado a fijar algunas bases que seguramente ya sabías pero que, en la práctica, a veces se pueden pasar por alto. Varias veces me han preguntado al respecto y por eso ha surgido este artículo, para contar mi manera de estructurar un post. Si te ha servido de algo, genial :)

Y tú, ¿sigues algún pequeño guión cuando te pones a escribir? ¿Cómo estructuras un post?

 

 

 

¿Te ha gustado este artículo?

¿Sí? Entonces te recomendamos una cosa...

Regístrate a nuestro blog y recibirás:

Nuestros post sobre Marketing Online directamente en tu buzón de entrada y todas las novedades que vayamos desarrollando desde Enredando por la Red. Somos las primeras que odiamos el spam, así que no tienes que preocuparte. ¡Prometido! Suscribirte solo te llevará unos segundos y estaremos encantadas de darte la bienvenida.

Subscribe to our mailing list

* indicates required Dirección de Email * Nombre Apellidos

O si lo prefieres ...

Nos ayudaría mucho si compartes este artículo.
Los Tweets, Likes y +1s ayudan a que Google tome en serio este artículo y lo posicione... ¿nos echas un cable?? :) Mil gracias por adelantado.

Comentarios

  1. dice

    Genial, esto me va ha facilitar la vida, mil gracias!!!!!!!!!

  2. Aitor Ruiz dice

    En mi caso, como tengo un Blog de noticias hago como en el colegio, introducción-desarrollo-conclusión, si en el desarrollo tengo varias ideas, las separo con h2 y h3.

    • dice

      Aitor eso está fenomenal también para el SEO. H1,h2, h3 ayudan mucho a posicionar el contenido . Nosotras deberiamos usarlas más pero a veces no nos es posible. Gracias por tu aportación.

  3. Aitor Ruiz dice

    En mi caso, como tengo un Blog de noticias hago como en el colegio, introducción-desarrollo-conclusión y si en el desarrollo tengo varias ideas, las separo con h2 y h3.

  4. Carlos Herrero dice

    Sin duda lo que describes es una de las cosas más complicadas. Es fácil acabar hablando de varias ideas en un mismo post, algo que puede marear un poco al lector.

    A mi me gusta mucho usar H2 y H3 y en muchas ocasiones antes de ponerme a escribir, anoto en una hoja esos títulos que me sirven como esqueleto para desarrollar el contenido sin irme demasiado del tema.

    ¡Un saludo!

    • Paula Guzman dice

      Lo de hacer un esquema que actúe de esqueleto ayuda muchísimo. Yo suelo hacerlo con lápiz y papel, soy una nostálgica 😉 y coincido contigo en hacer uso de H2 y H3 porque además de estructurar alivian mucho la lectura. Gracias por comentar, Carlos. Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *